Remedios naturales

Alcachofa, planta desintoxicante y protectora hepática

Alcachofa, planta desintoxicante y protectora hepática

Autor:

Alcachofa, planta medicinal depurativa y desintoxicante, excelente como protector hepático para eliminar toxinas.

Originaria de la zona mediterránea, la Cynara scolymus, probablemente se desarrolló en la antigüedad a partir de la Cynara cardunculus. Sus flores en forma de bola, que se recolectan antes de que se abran, son valoradas como vegetales, mientras que sus corazones se pueden tomar en ensalada. La planta medicinal se usa como protector hepático para eliminar toxinas e infecciones y mejora la función hepática. ¡Aprovecha sus propiedades! Descubre cómo utilizarla en remedios naturales y cómo cultivarla en tu propia casa.

La planta de la alcachofa
  • Partes usadas: Inflorescencias, hojas y raíz.
  • Componentes principales: lactona sesquiterpeno (cinaropricnina), cinarina e inulina.
  • Acciones: Colagoga, colerética, reconstituyente hepática, hipoglucémica, diurética, hipolipidémica.
Cómo utilizar la planta de alcachofa

  • Zumo. Mezcla la misma cantidad de jugo de las hojas y los corazones con el agua, y toma 1 taza diaria como tónico hepático. 
  • Infusión. Toma una taza de infusión de hojas 3 veces al día para problemas de vesícula, incluidas las lesiones hepáticas o hepatitis, así como la indigestión, las náuseas o hinchazón abdominal. También contribuye a reducir los niveles de colesterol en sangre y se puede utilizar para el control de la diabetes de inicio tardío cuando su tratamiento está basado más en dietas que medicación.
  • Dietas. Comer corazones de alcachofa con regularidad puede ayudar a controlar la diabetes tardía.
  • Cápsulas. Tomar 3 cápsulas de 250 mg de polvo de hoja antes del desayuno y la cena facilita la función hepática.

Cómo cultivar la planta de alcachofa en casa

La alcachofa es una planta perenne y larga, con una extensión de unos 1,2 m y flores parecidas al cardo. Prefiere un lugar abierto aunque a resguardo a pleno sol y con un suelo bien drenado. Añadir un buen compuesto orgánico a la tierra antes de plantar. Planta las semillas en un semillero en primavera y trasplantar a sus posiciones finales cuando se puedan manipular los brotes. También se puede multiplicar por polinización en primavera o por esquejes de la raíz en invierno.

A la hora de recolectar, corta las hojas antes de que florezcan. Los corazones de la alcachofa se hallan en el centro de las inflorescencias. Recolecta las inflorescencias antes de que se abran las brácteas a partir del segundo año para consumir como vegetales.

Recetas con alcachofas