Remedios naturales

Menta de gato, planta medicinal digestiva

Menta de gato, planta medicinal digestiva

Autor:

LaMenta de gato (nepeta cataria), es una planta medicinal muy deseada por los gatos utilizada en remedios naturales para problemas digestivos por sus propiedades antiespasmódicas, astringentes y carminativas.

Como indica su nombre, los gatos sienten predilección por revolcarse sobre esta planta medicinal. Nativa de Europa y el Mediterráneo, aunque se ha naturalizado actualmente en muchas partes, la hierba se utiliza para malestares digestivos o para los resfriados con fiebre. También se puede usar en remedios suaves para los malestares infantiles.

Características de la planta menta de gato
  • Partes usadas: partes áreas.
  • Principales componentes: Aceite volátil (citronelol, geraniol y nepetalactona) y glucósidos.
  • Acciones: Antiespasmódica, antidiarreica, emenagoga, diaforética, carminativa y relajante nerviosa.
Cómo utilizar la menta de gato

Infusión. Toma medio o una taza de infusión 3 veces diarias para los resfriados, la gripe, los malestares digestivos y la indigestión. Reduce la dosis, según la edad, para las enfermedades infantiles como cólicos o sobresaltos emocionales.

Tintura. Toma hasta 5 ml (1 cucharadita) tres veces al día con la infusión para las jaquecas asociadas a trastornos digestivos. Aplica 5-10 ml (1-2 cucharaditas) externamente para el reumatismo y la artritis.

Enema. Utiliza hasta 1 litro de infusión bien colada para eliminar las toxinas del colon.

Ungüento. Aplícalo 2-3 veces diarias a las hemorroides.

Cómo cultivar la menta de gato

Cultivo. La planta menta de gato prefiere suelos húmedos pero bien drenados a pleno sol. Cultiva sus semillas en bandejas de compost en semilleros de cama fría en otoño y pásalas a tiestos de 7,5 cm cuando su tamaño permita manipularlas. Trasplántalas al exterior a principios de verano. También se puede multiplicar por división de la raíz en otoño o primavera o tomar esquejes en primavera o principios de verano. Crece por germinación espontánea en condiciones favorables, especialmente si no hay gatos en el jardín. Su presencia en los sembrados ahuyenta el pulgón, el escarabajo del peino y otras plagas, además nos aleja a los mosquitos.

Localización. Se halla entre la maleza, en los páramos y al borde de los caminos de zonas de Europa y Asia, y se ha naturalizado también en América del Norte.

Recolección. Recolecta las partes aéreas justo cuando la planta está empezando a florecer, en verano.

planta menta de gato