Cuerpo

¿Cómo afecta el estrés a la belleza?

¿Cómo afecta el estrés a la belleza?

El estrés no solo afecta a nuestro bienestar psicológico, también lo hace a nuestro bienestar físico y se manifiesta en forma de imperfecciones en la piel.

El estrés es una reacción natural de nuestro cuerpo cuando nos enfrentamos a una situación desconocida, un problema o si no podemos controlar todo lo que sucede a nuestro alrededor. Una reacción que no solo afecta a nuestro bienestar psicológico, si no también a nuestro bienestar físico.

Un proceso inconsciente en el que el cerebro genera una serie de reacciones químicas con el fin de huir de la situación que produce malestar o tensión. Un procedimiento en el que nuestro cuerpo genera una mayor producción de adrenalina y cortisol, la principal hormona del estrés, lo que provoca un desajuste hormonal en nuestro cuerpo.

Además de experimentar cambios de humor, insomnio, fatiga y dolores de cabeza, entre otros síntomas, el exterior de nuestro cuerpo es un claro reflejo de cómo se encuentra el interior del organismo.
Algunas de las principales consecuencias de sufrir estrés son la pérdida de fuerza, elasticidad y luz en la piel.

Es importante tener en cuenta que los problemas de la piel no solo son consecuencia de las hormonas y sus cambios, sino también del estado físico en el que nos encontremos. Por ello, es fundamental cuidar no solo de nuestro interior si no de nuestra belleza.

Efectos del estrés en belleza

El hecho de que exista un desequilibrio en el interior del organismo hace que este se refleje en el exterior en forma de:

  • Acné
  • Rosácea
  • Arrugas
  • Caída del cabello
  • Piel reseca y sin brillo
  • Ojeras y bolsas en los ojos
  • Caspa
  • Canas
  • Manchas en la piel
  • Varices

Consejos para hacer frente al estrés

  • Cuida la alimentación. Hay una serie de productos alimenticios que ayudan a reducir los niveles de estrés. El chocolate negro, los frutos secos y las infusiones son algunos de ellos.
  • Busca una actividad o ejercicio con el que consigas despejar la mente y desconectar de lo que te preocupa. Los profesionales recomiendan hacer deporte, pues el ejercicio físico libera hormonas que nos generan sensaciones positivas en el cuerpo y que, además, nos ayuda a despejar la mente y ayuda a un mejor descanso. Los ejercicios de relajación, respiración y meditación tienen grandes beneficios, te ayudarán a que liberes la tensión acumulada y te sientas mejor.

  • Escribe y párate a pensar sobre lo que te preocupa. Plasmar los motivos que hacen que sufras estrés te ayudará a asimilar y aceptar la situación y a tomar medidas para hacerle frente.
Tags relacionados estrés belleza

Además