Rostro

Exfoliación para renovar la piel en profundidad

Exfoliación para renovar la piel en profundidad

Para renovar la piel en profundidad tendremos que tener en cuenta la importancia de la exfoliación.

Autor: Hogarmania

Si para muchas personas el básico de una buena higiene facial y corporal es el empleo de sustancias jabonosas, o de una leche limpiadora y un tónico, éstas deberían comenzar a tener en cuenta la gran importancia de una buena exfoliación que regenere y prepare la piel para la aplicación de un producto cosmético específico como una crema hidratante o un serum.

¿Y por que recalcar en esto de la exfoliación? Muy fácil, porque un cumulo de células muertas crean una barrera sobre nuestra piel y, por mucho que se aplique un serum y una crema, sin haber exfoliado la piel previamente es desechar producto y desechar dinero, así de simple. Pero vayamos por pasos, y expliquemos profundamente el porqué de la importancia de exfoliar la piel.

Sobre la piel se acumulan restos de células muertas que ya han cumplido su trabajo de nutrición y oxigenación, así como de protegernos frente a los factores externos: sol, viento.... Junto a estas células muertas, también se encuentran restos de suciedad ambiental, restos de sudor y a veces maquillaje que no se ha retirado adecuadamente.

Cuando se realiza un peeling, exfoliación o scrub..

  • De inmediato la piel se encuentra más suave, brillante y lisa.
  • El color se aviva gracias a la estimulación circulatoria y adquiere un tono muy saludable.
  • La piel se oxigena y ayuda a eliminar pequeñas arruguillas e imperfecciones.
  • Previene los signos de envejecimiento prematuro.
  • Al reducir parte del estrato corneo (la capa superficial de la piel, la que palpamos) y ejercer una profunda higiene de la piel, los productos cosméticos penetran mejor.
  • La piel se broncea uniformemente.

Existen muchos tipos de exfoliantes

  • Exfoliantes mecánicos, que contienen pequeños gránulos: como sales marinas, polvo de hueso de albaricoque, coco, partículas de bambú…
  • Exfoliantes químicos como el ácido glicólico, a base de azúcar de caña y los AHAs que renuevan la piel en profundidad eliminando manchas e imperfecciones, cicatrices o marcas de acné.
  • Exfoliantes enzimáticos, con enzimas frutales de papaya o piña que son antiinflamatorias y respetan el pH natural, ideales para pieles sensibles. Algunos lo puedes encontrar en forma de gel de ducha, de sal marina con aceite, o incluso en forma de jabón con partículas botánicas. Hay un sin fin de cosméticos exfoliantes. Pruébalos y no te olvides de hidratar después la piel con una loción, crema o un aceite.

¡Tu piel estará más suave que nunca!

Lorena Ortiz Aviñon es experta en cosmética natural y ecológica en el espacio de belleza Nasei

Tags relacionados exfoliante rostro belleza

Además