Rostro

4 mascarillas faciales caseras con miel

4 mascarillas faciales caseras con miel

Te presentamos 4 mascarillas caseras de miel que te ayudarán a tener una piel radiante.

Te mostramos 4 mascarillas faciales caseras de miel para mantener tu piel joven e hidratada. La miel contiene encimas naturales ideales para limpiar la piel y eliminar toxinas. Además, contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas que consiguen que tu piel se mantenga humedecida durante todo día, más luminosa y elástica.

Ver infografía de las 4 mascarillas faciales con miel.

Mascarilla de miel y aguacate

Mascarilla miel y aguacate

Ingredientes para la mascarilla de miel y aguacate

  • Miel
  • Aguacate (maduro)
  • Huevos
  • Yogur
  • Limón

Preparación de la mascarilla de miel y aguacate

Para hacer esta mascarilla necesitas echar en un bol medio aguacate maduro, un par de cucharadas de yogur natural y una cucharada de miel. El aguacate actúa cómo un protector solar y contiene vitaminas como la C, A y E. El yogur consigue que la piel se mantenga hidratada durante mucho tiempo y ayuda a deshacerse de las células muertas.

Cuando consigas una mezcla más o menos homogénea, añade unas gotitas de limón. Éste te ayudará a combatir el acné y las espiñillas gracias al ácido cítrico de su vitamina C. Para terminar con la mascarilla añade un huevo. Si tienes la piel grasa te recomendamos que utilices solo la clara, en cambio, si tu tipo de piel es bastante seca, es mejor que uses la yema del huevo. Ésta es una gran fuente de vitaminas y minerales como el potasio, fósforo y hierro.

Mascarilla de miel y fresas

Mascarilla miel y fresas

Ingredientes para la mascarilla de miel y fresas

  • Miel
  • Fresas
  • Pepino
  • Limón
  • Yogur

Preparación para la mascarilla de miel y fresas

Para hacer esta mascarilla tienes que cortar medio pepino, 2-3 fresas en pequeños trozos, y añadir dos cucharadas de miel, un yogur natural y unas gotitas de limón. Cuando tengas toda la mezcla en un bol intenta aplastar un poco los trozos del pepino y de las fresas para llegar a conseguir una pasta más o menos homogénea.

Esta mascarilla es perfecta para revitalizar tu piel. Las fresas te ayudarán a prevenir la aparición de arrugas y a tonificar el rostro. Además, el pepino, al estar cargado de vitamina E, aceites naturales y agua, otorgará vitalidad a todo tu rostro.

Mascarilla de miel y naranja

Mascarilla de miel y naranja

Ingredientes para la mascarilla de miel y naranja

  • Naranja
  • Miel
  • Huevos
  • Plátano
  • Yogur

Preparación para la mascarilla de miel y naranja

Añade en un bol zumo de naranja, dos cucharadas de miel, un yogur natural, un plátano maduro y un huevo (clara o huevo dependiendo de tu tipo de piel). Es importante que el plátano que uses esté maduro, para facilitar su mezcla con los demás ingredientes. Es perfecto para eliminar el acné y las verrugas no deseadas y prevenir la aparición de las arrugas. El zumo de naranja, por otro lado, es anti-grasa, anti-envejecimiento y aclarante de las manchas del sol, por lo que si tienes pequeñas imperfecciones producidas por los rayos UVA, esta mascarilla es perfecta para hidratar y embellecer tu piel.

Mascarilla de miel y tomate

Mascarilla miel y tomate

Ingredientes para la mascarilla de miel y tomate

  • Miel
  • Tomate
  • Pepino
  • Aceite de oliva
  • Limón

Preparación para la mascarilla de miel y tomate

En un bol añade dos cucharadas de miel, unas gotitas de limón, una cucharada de aceite de oliva virgen extra, daditos de un tomate maduro y de medio pepino. Cuando tengas todos los ingredientes, mézclalos hasta conseguir una consistencia homogénea, y ya tendrás tu mascarilla.

El tomate es un alimento con grandes propiedades para la piel. Sirve para hacer frente a innumerables problemas. Combate los síntomas producidos después de haber estado expuesto al sol durante muchas horas, cierra los poros y elimina el acné. Además, es perfecta para las pieles maduras ya que mitiga las manchas producidas por el paso del tiempo. De igual forma, el aceite de oliva es perfecto para humidificar la piel. Ya desde la antigüedad las mujeres utilizaban este producto para embellecer su piel, tanto del cuerpo como del rostro.

Además