Rostro

El número de Oro o phi, la regla que relaciona la belleza y las matemáticas

El número de Oro o phi, la regla que relaciona la belleza y las matemáticas

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que hace que varias personas coincidan en que un objeto es bello? ¿Conoces la divina proporción o espiral dorada?

Al margen de la influencia de factores como la cultura, la sociedad y la época, la belleza está establecida por una serie de medidas que están presentes en todos aquellos elementos que son considerados bellos para las personas.

A pesar de que cada persona elige la forma de mirar y analizar el entorno que le rodea y tiene su propio concepto de la belleza, hay una serie de medidas que, desde la antigüedad, asientan las bases de lo que es bello o no. A estas medidas se las conoce como el número de oro o número phi.

También conocida como proporción áurea, espiral dorada o divina proporción, es una proporción que se representa con la letra griega phi (φ), en español fi, que determina el canon de belleza y el grado de atractivo de una persona. Es un número (1,61803…) con infinitos decimales.

Se trata del resultado de una ecuación utilizada por el escultor griego Fidias para conseguir los rasgos más simétricos en sus obras, es decir, las más perfectas. Esta regla indica que un rostro bello es, aproximadamente, una vez y media más largo que ancho.

En cuanto a la belleza de un cuerpo, esta proporción establece que la representación ideal de belleza se obtendría multiplicando por 1,618 la distancia que separa el ombligo del suelo.

Una ley matemática que señala las proporciones consideradas perfectas y cambia cuando hablamos de mujeres y de hombres.

Para entender las cifras establecidas por la divina proporción, hay que tener en cuenta que cuando hace mención al número 1 lo hace para referirse al ancho de la cara a la altura de los ojos.

Requisitos que tiene que cumplir el rostro de una mujer:

  • Rostro simétrico.
  • Pelo castaño.
  • Anchura de la cara a la altura de los ojos de 1.
  • Ojos marrones con forma de almendra.
  • Línea de la mandíbula poco marcada con una barbilla de 0,21 de longitud, ocupando el 21% de la longitud del rostro.
  • Nariz delgada y pequeña de 0,37 unidades de largo, 0,1 de ancho en la zona del puente y 0,25 de ancho en la base.

Requisitos del rostro de un hombre:

  • Rostro simétrico.
  • Pelo castaño.
  • Cara ovalada, en forma de corazón, con una anchura de 1.
  • Ojos ovalados de color azul con una separación entre ellos (contando desde el centro de los mismos) de 0,46 unidades de distancia.
  • Mandíbula lineal.
  • Nariz delgada y recta con una longitud de 0,38, 0,11 de ancho de puente y 0,26 de ancho en la base.

Es interesante que tengas en cuenta que estas cifras varían cuando hablamos de los rasgos de personas asiáticas y africanas.

Una vez ya conoces cuáles son las medidas que marcan la belleza, es el momento de que descubras cuáles son tus puntos fuertes según tus proporciones y les saques el máximo partido.

Tags relacionados cuerpo rostro belleza estética

Además