Rostro

Ácido hialurónico, qué es y por qué no puede faltar en el cuidado de la piel

Ácido hialurónico, qué es y por qué no puede faltar en el cuidado de la piel

Además de inyectarse en la dermis, es un componente que se puede encontrar en las cremas anti edad y en complementos alimenticios.

El ácido hialurónico se ha convertido en el gran aliado de los tratamientos de belleza por su capacidad para conseguir una piel hidratada y juvenil. Pero, ¿qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra, de forma natural, en la piel, articulaciones y cartílagos de nuestro cuerpo. Un componente que destaca por su capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que la dermis se mantenga hidratada y firme.

Una sustancia cuya presencia en el cuerpo va disminuyendo progresivamente a medida que vamos cumpliendo años. Como consecuencia de ello, la piel pierde hidratación y elasticidad, lo que da lugar a la aparición de arrugas.

Las propiedades anti edad de ácido hialurónico han convertido a este en un ingrediente estrella de los tratamientos de belleza actuales.

Se trata de un elemento que se puede encontrar, principalmente, en cremas e inyecciones, además de como complementos alimenticios.

Las diferencias que existen entre la efectividad de las dos formas más populares de adquirir este componente, las cremas y las inyecciones, difieren en la penetración de la sustancia en la epidermis.

En el caso de las cremas, su efectividad depende del grosor de la piel y de la capacidad de esta de absorber la crema. Mientras que, en las inyecciones, la sustancia penetra hasta la profundidad deseada sin ningún tipo de limitación.

Una cuestión que hace que la efectividad de este mecanismo sea mucho mayor. Mejorará la calidad de la piel, la capacidad de hidratación será mayor y la sustancia se aprovechará mejor si el ácido hialurónico se inyecta.

¿Por qué incluir el ácido hialurónico en la rutina de belleza?

Hidrata la piel
Su capacidad para retener el agua hace que la dermis se mantenga hidratada.

Reduce las arrugas
El ácido hialurónico rellena los espacios vacíos de nuestra piel y le da volumen, lo que hace que las arrugas se reduzcan.

Rejuvenece la piel y facilita la reparación de las células
Su principal función, la hidratación, hace que la dermis se mantenga hidrata y joven.

Ayuda a la creación de colágeno
Esta sustancia estimula la producción de colágeno en el cuerpo, la proteína que aporta estructura y elasticidad a los tejidos.

Una sustancia esencial de nuestro organismo y el principal aliado para hidratar y suavizar la textura de la dermis. ¿Todavía no has incluido el ácido hialurónico en tu rutina de belleza?

Para cualquier duda que te surja, desde Hogarmania te recomendamos que no dudes en acudir a un profesional especialista o a tu centro médico de confianza.

Además