Hogarmania.com
Hogarmania.com

Rostro

Alimentos y consejos para prevenir y reducir las arrugas


Las arrugas son pequeñas marcas que aparecen en la piel como consecuencia de la pérdida de elasticidad y firmeza de la piel.

Conoce qué alimentos ayudan a reducir las arrugas y como prevenir la aparición de los signos de envejecimiento. ¡Una alimentación saludable y ejercicio regular son claves para tu piel!

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Las arrugas son pequeñas marcas que aparecen en la piel como consecuencia del proceso de envejecimiento. Con el paso del tiempo nuestra piel pierde elasticidad y firmeza, la dermis se debilita y las fibras estructurales de la piel se rompen facilitando la aparición de las arrugas.

Sin embargo, aunque las arrugas están asociadas principalmente a la edad, éste no es el único factor que influye en su aparición. Las agresiones externas (frío, humedad...) y la sobreexposición al sol debilitan la dermis, deteriorando las fibras elásticas de la piel y reduciendo el grosor de la misma.

Si hay algo que es clave tanto en la salud como en la belleza de la piel eso es la alimentación. Y es que siguiendo una dieta sana y equilibrada podrás prevenir e incluso reducir las marcas ocasionadas por la edad.

Pero no solo la alimentación influye en el cutis, también el estrés. Sí, has leído bien. ¿Sabías que, ante situaciones agobiantes, estresantes o de emergencia, el cuerpo segrega una hormona llamada cortisol que favorece la aparición de arrugas?

Alimentos que te ayudan a reducir las arrugas - Rostro

Antes de entrar a analizar en profundidad de qué manera podemos evitar y reducir las arrugas, es importante conocer qué tipos de arrugas y qué posibles causas pueden estar detrás. ¡Lo vemos!

Tipos de arrugas

Las arrugas de expresión son las más frecuentes y son provocadas por la gesticulación, se producen al reír, hablar, gritar... Cuando realizamos cualquiera de estas acciones los músculos se contraen dejando pequeñas y precisas arrugas en la piel. Al principio sólo aparecen al gesticular, pero llega un momento en el que se fijan de forma permanente.

Una mujer se mira frente al espejo las posibles arrugas que tiene. Las arrugas de expresión más comunes son las que se forman en la frente en sentido horizontal, las famosas "patas de gallo" (junto a los ojos), las que aparecen en el contorno de la boca y las del entrecejo. Nos suenan, ¿verdad?

Otro tipo de arrugas son las gravitacionales que se forman en las orejas, en el cuello y en el mentón. Surgen cuando los tejidos pierden firmeza y se vuelven fláccidos cayendo por su propio peso.

Ahora que ya conocemos los principales tipos de arrugas que existen, vamos a ver cómo evitar, en la medida de lo posible, su aparición y reducirlas. ¿Te lo vas a perder?

Alimentación contra las arrugas

La Vitamina D, gracias a sus funciones antienvejecimiento, es un aliado perfecto para luchar contra las arrugas. La leche, el queso, la yema del huevo y los aceites de hígado de pescado son las principales fuentes naturales de esta vitamina. Además, normalmente todos los productos lácteos están enriquecidos con vitamina D, así como la mayoría de los cereales integrales, que podrás tomar en el desayuno o por la noche, cuidando también tu línea.

Los antioxidantes también son armas eficaces para hacer frente a las arrugas y mantener la piel en buen estado. Gracias a ellos eliminarás de tu organismo los radicales libres que dañan las células de la piel.

Primer plano del rostro de una mujer junto con un cítrico.Para aprovechar las ventajas que ofrecen los antioxidantes es fundamental mantener una dieta rica en alimentos vegetales: frutas (cítricos), verduras (brócoli), hortalizas (tomate), legumbres y cereales integrales (arroz integral).

La zanahoria, por ejemplo, tiene un alto poder antioxidante y estimula los pigmentos de la piel. Hazte un buen zumo de zanahoria para tomar con la comida y a media tarde.

Por otro lado, aunque el alcohol no es bueno para nuestro organismo y acelera el envejecimiento, el vino tinto puede ser una excepción si se toma de forma adecuada, ya que contiene polifenoles, unos antioxidantes que te ayudarán a mantenerte más joven. Tres vasos de vino a la semana durante la comida son suficientes para notar el efecto en nuestra piel.

Por último, puedes prevenir las marcas de envejecimiento tomando una manzanilla todos los días cuando te levantes, eso sí, en ayunas. Esta planta medicinal depurará tu organismo y limpiará tu piel, haciendo que se vea más clara y resplandeciente.

Primer plano del rostro de dos mujeres de diferentes generaciones.

Además de recurrir a ciertos alimentos para luchar contra las arrugas, podemos seguir una serie de consejos para prevenir su aparición. ¿Quieres saber en qué consisten? ¡Sigue leyendo!

Consejos para prevenir las arrugas

Aunque puede ser una tarea difícil, una buena medida para prevenir la aparición de arrugas es evitar el estrés. Para ello, es necesario dormir bien, llevar una vida más o menos relajada y realizar ejercicio de forma habitual. El yoga y la meditación también son una buena opción.

Una mujer se mira frente al espejo mientas hace yoga facial.Después de un duro día de trabajo, puedes relajarte tomando un baño de sales, creando un ambiente tranquilo con velas aromáticas... ¿Has escuchado hablar del yoga facial? Puede ser tu gran aliado para hacerle frente a las arrugas y a los signos de envejecimiento.

Otra medida importante es mantener el cuerpo bien hidratado, bebiendo 2 litros de agua al día. La deshidratación acelera la vejez al igual que una excesiva exposición al sol, que también ha de evitarse. Utiliza un buen protector para cuidar la piel de los rayos del sol y evitar que se reseque y agriete.

La alimentación, tal y como hemos mencionado previamente, también es un factor indispensable para mantener las arrugas a raya. Intenta mantener una dieta equilibrada, incluyendo sobre todo productos vegetales.

La correcta limpieza de la piel es fundamental. Conviene exfoliarla dos veces por semana, para eliminar la suciedad acumulada en los poros. Para desmaquillarte utiliza una almohadilla de algodón y aplica el limpiador suavemente.

Por último, ten en cuenta que algunos factores como el alcohol y tabaco aceleran el envejecimiento de la piel.