Trucos

Cómo limpiar las brochas de maquillaje

Cómo limpiar las brochas de maquillaje

La importancia de la higiene de estas herramientas es fundamental para mantener la piel sana y una de las grandes olvidadas de la rutina de belleza.

Existen dos tipos de brochas, de pelo sintético o de pelo natural, y cada una de ellas se limpia de una forma diferente.

Las brochas con pelo natural son, por lo general, más caras que las de pelo sintético y, dado que son más suaves, se utilizan para aplicar maquillaje en polvo.

Las brochas con pelo sintético, por su parte, tienen el pelo más resistente y se usan para los productos de maquillaje cremosos o que contienen aceite.

Brochas de maquillaje de pelo sintético

Cuando veas que la brocha que utilizas para aplicarte la base de maquillaje está sucia, lo primero que tienes que hacer es pasar la zona de los pelos con aceite o aceite desmaquillante.

Una vez hayas retirado la mayor parte de la suciedad, el segundo paso que tienes que seguir es limpiar la brocha con jabón y agua tibia. Si ves que quedan restos de aceite en la brocha, pásalo por jabón y agua hasta que desaparezca por completo.

Por último, déjala secar por completo sobre una toalla. Es posible que tengas que esperar un día para que se termine de secar.

Brochas de maquillaje de pelo natural

Para limpiar las brochas de pelo natural nos olvidamos del aceite y utilizamos champú. Es recomendable que utilices un champú suave, como puede ser el caso de los champús de bebés. Esto lo que hará será que las brochas duren más tiempo en buen estado y con los pelos suaves.

El proceso que debes seguir es igual al que has seguido con las brochas de pelo sintético, descartando por completo la opción del aceite. Limpia la brocha con agua tibia y champú suave hasta eliminar la suciedad por completo. Déjala secar durante un día para descartar que esté mojada o húmeda.

Consejos para limpiar las brochas de maquillaje

  • Cuando laves las brochas en el grifo coloca los pelos hacia abajo para evitar que se moje la parte que une el pelo con el mango.
  • No ejerzas mucha presión sobre los pelos de la brocha, de lo contrario puedes hacer que pierdan la forma.
  • Deja secar las brochas en horizontal o colgadas boca abajo para que el pelo no se deforme. Puede utilizar, si tienes, fundas especiales para brochas.
  • Limpia las brochas de forma habitual. Lo más recomendable es que lo hagas cada semana, la suciedad que acumulan estas herramientas puede provocarte daños en la piel.

Unos sencillos pasos con los que conseguirás mantener tus brochas de maquillaje en buen estado durante mucho tiempo.

Para evitar y reducir la aparición de granos y puntos negros en la piel como consecuencias de la suciedad que se acumula en las brochas, desde Hogarmania te recomendamos que sigas una rutina de limpieza habitual.

Tags relacionados maquillaje limpiar brochas limpieza

Además