Looks

Los maquillajes de arlequín más terroríficos para Halloween

Los maquillajes de arlequín más terroríficos para Halloween

Los disfraces de payaso han evolucionado en los últimos años a través de un maquillaje más sofisticado, ¡aprende a elaborar un maquillaje de arlequín maléfico!

Los maquillajes de payaso ya no son aquellos de cara blanca y boca grande y nariz roja que iban acompañados de extravagantes pelucas de rizos, ropa colorida y ancha y grandes zapatos… algunos con gesto afable para carnaval, y otros con una terrorífica expresión para la noche de Halloween.

En los últimos años son cada vez más frecuentes los maquillajes más sofisticados estilo arlequín, que en muchas ocasiones hacen guiños a otros personajes propios de la Noche de Brujas.

¡Aprende a elaborar un maquillaje de arlequín maléfico!

Arlequín-Calabaza de Halloween

Este maquillaje de arlequín hace un guiño a las calabazas de Halloween y la leyenda irlandesa de Jack O’Lantern. Se trata de un maquillaje bastante sencillo si controlas bien el maquillaje de ojos.

Paso 1: Maquilla tu rostro con tu base normal y realiza la técnica del contouring.

Paso 2: Aplica sombra de ojos naranja en polvo y mate como base sobre el párpado móvil y el párpado inferior, después aplica sombra amarilla (también en formato polvo y mate) en el centro del párpado superior.

Difumina ambos párpados para que no quede una raya y quede una transición bonita. Después, elabora los detalles en forma de triángulo en la parte de arriba y abajo del ojo.

Por último, puedes añadir unas pestañas postizas para agrandar tu mirada y hacer tu disfraz mucho más curioso, llamativo y original.

Paso 3: Aplica pintura naranja en la punta de la nariz, difuminando bien los bordes, y dibuja un triángulo simulando la nariz de una calabaza de Halloween.

Paso 4: Pinta tus labios con un lipstick naranja mate, y después con pintura aquacolor negra y un pincel fino dibuja la boca de la calabaza. Añade los últimos detalles y ¡listo!

Arlequín con efectos visuales

Este maquillaje utiliza las lentillas de colores en espiral como punto clave que combinadas con los contrastes de colores, degradados y trazados crean un efecto óptico que marea levemente, haciéndolo un disfraz alucinante para Halloween.

Paso 1: Aplica tu base de maquillaje normal, incluyendo contouring y colorete.

Paso 2: Elabora el maquillaje de ojos. Deberás comenzar de dentro a fuera. Aplica un primer para que las sombras y pintura aguanten mejor. Añade sombra de ojos amarilla en el párpado móvil y sombra de ojos negra en el párpado inferior. Elabora un delineado con rabillo con tu eyeliner, servirá de guía para las curvaturas negras.

Paso 3: Crea un degradado en rosa de la parte inferior del ojo hasta el pómulo, difuminando muy bien para que no queden rayas. Pinta las curvaturas negras con aquacolores y un pincel delgado y biselado.

Paso 4: Aplica pintura negra en la punta de la nariz y pinta los labios con lipstick negro, alargando la comisura de los labios ligeramente hacia arriba en alineación con el pómulo.

Paso 5: Maquilla tu cuello con rayas rojas y blancas, típicas de los trajes de los arlequines y bufones, y añade los detalles de brillitos en el rostro.

Arlequín-Catrina

La Catrina es uno de los maquillajes más clásicos de Halloween y combinado con el maquillaje de arlequín puedes conseguir un disfraz muy curioso y llamativo con el que arrasarás la Noche de Brujas.

Paso 1: Aplica tu base de maquillaje normal en tu rostro y elabora la técnica del contouring muy marcada con sombras marrones. Haz ligeros degradados con negro sobre estas marcas.

Paso 2: Hazte un eyeliner negro y grueso normal y añade pestañas postizas para hacer una mirada más llamativa.

Paso 3: Con las mismas sombras que has elaborado el contorneado, pinta las cuencas de los ojos de oscuro a claro.

Paso 4: Pinta tu nariz de negro dejando un hueco en el centro para pintar con una pintura roja con glitter.

Paso 5: Añade los detalles de arlequín a la parte de los ojos, las cejas y las mejillas con pintura negra. Pintura tus labios con un lipstick rojo con glitter permanente. Haz unas sombras ligeras alrededor de la boca simulando los dientes de una calavera. Cuando tu pintalabios esté completamente seco alarga la comisura de los labios con pintura negra y dibuja los dientes en negro a la par de las marcas blancas.

Además