Hogarmania.com
Hogarmania.com

Consejos

Cómo cuidar el cabello teñido en verano


Los cabellos teñidos tienden a resecarse mucho en verano, la estación estival por excelencia. La exposición continuada al sol, el agua dura de la piscina o la falta total de cuidados hace que tu melena se vuelva rebelde, se reseque y, peor aún, que adquiera tonalidades amarillas o anaranjadas.

A continuación te damos 4 consejos imprescindibles para hidratar, cuidar y mimar tu cabello en la estación más calurosa del año.

Dicen que en verano, antes de meterte en la piscina, es mejor recoger tu cabello en un moño alto para evitar que el cloro del agua cause estragos en ella, especialmente cuando se trata de un cabello teñido o decolorado. ¿Realidad o mito? ¡Una realidad muy dura de aceptar!

Aunque el verano nos encante es una de las épocas en las que más debemos cuidar, mimar e hidratar el cabello. Además, independientemente de si lo tienes teñido o no, debes protegerlo de los rayos del sol para evitar que se aclare y o que se reseque y se abran las puntas. Veamos qué siguientes cuidados debes seguir.

1. Protege tu melena del sol y el agua

Para evitar que tu cabello pierda color y se seque en exceso, en verano es importantísimo que lo protejas con un aceite protector de calor, accesorios como pañuelos, sombreros y gorros de baño cuando estés en la piscina.

Primero, hazte con un aceite protector de calor waterproof. Con este cuidado te aseguras de que los rayos UVA no estropeen el color natural o artificial de tu melena. De hecho, una de las razones por las que el cabello teñido se amarillea de un tono naranja en verano es por la continua exposición al sol.

Estos protectores de calor suelen ser aceites con filtro UV que se pulverizan directamente sobre el pelo en seco y que, además del sol, también protegen del cloro de las piscinas.

Puedes comprarlos por Internet, en cualquier tienda de peluquería o, si prefieres optar por productos naturales, aquí te explicamos cómo elaborar tu propio protector solar casero para el cabello.

Segundo, procura utilizar pañuelos, sombreros o pamelas cuando vayas a estar expuesta al sol por mucho tiempo. Si no te gusta llevar accesorios en la cabeza, recoge un cabello en un moñito bajo o medio y cuida de que no le de mucho el sol.

Cabello protegido por un sombrero

2. Utiliza un champú nutritivo o regenerador

Para evitar que tu color acabe con una tonalidad amarilla, naranja o verdosa, es fundamental que nutras tu cabello lavado tras lavado. Pero ¡cuidado! Por mucho que el calor te obligue, evita lavar tu cabello a diario. Esta acción solo hará que se reseque.

Respecto al champú especial, procura que sea sin sulfatos o con tensioactivos más suaves. En la propia etiqueta se específica si está indicado para cabellos teñidos, el indicado para proteger tu color. Si el champú contiene vitaminas especiales y tiene filtro UV, ¡conservas un tono exquisito en verano!

Siguiendo la lineal, a la hora de lavarte la melena, asegúrate de que el agua no está demasiado caliente, ya que hace que se apague el tono poco a poco. Asimismo, frota bien para eliminar todo resto de agente dañino, como restos de cloro, sal o arena.

Lavar el pelo de manera adecuada

3. Enjuágalo siempre tras un baño

Uno de los errores más frecuentes al salir de la piscina o tras tomar un baño en la playa es no enjugar el cabello. Nunca dejes que tu pelo se seque con el exceso de sal, cloro y otros agente dañinos. Nada más salir del agua, enjuágatelo con agua limpia.

Si tienes el cabello rubio, ¡extrema las precauciones. Por ejemplo, ¿sabías que los líquidos que mantienen limpias las piscinas contienen cobre? Esto causa una reacción química al entrar en contacto con tu cabello, lo que hace que los rubios claros o melenas con californianas o mechas balayage acaben teniendo reflejos verdes. Así que, ¡procura tener cuidado!

Tras enjugártelo, si puedes, aplica un acondicionador para hidratarlo y un protector de calor.

4. Dile sí a las mascarillas reparadoras

Las mascarillas nutritivas y reparadoras harán magia en tu melena. En verano los cabellos teñidos sufren mucho y, si tienen mechas, necesitarán una de mascarillas reparadoras un mínimo de 2 veces por semana.

Además, en el mercado tienes una gran variedad de mascarillas que son excelentes para reparar el cabello. Aunque, si eres más de lo natural, te enseñamos cómo elaborar mascarillas 100% nutritivas.

Si los cabellos teñidos suelen tener una tendencia a secarse y partirse, el pelo se vuelve aún más frágil en verano por los diversos agentes externos, así que deberemos darnos una mascarilla o tratamiento pre-lavado hidratante una vez por semana.

Tratamiento del cabello

En verano protege tu cabello teñido de los rayos UV. Mantendrás el color y la vuelta a la peluquería tras las vacaciones será menos dramática. ¡Qué no te digan que no te cuidas!

Si quieres saber cómo teñirte el pelo en casa pincha AQUÍ