Bricolaje

Seguridad en el hogar: evitar robos en casa

Seguridad en el hogar: evitar robos en casa

Durante el año 2014, se produjeron en España alrededor de 50.000 robos, dato que equivale a más de 7 robos por cada mil habitantes.

Canal de YouTube de Bricomanía

Las ciudades que fueron más propensas de experimentar un hurto fueron Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. Por el contrario, las ciudades con menos robos sufridos durante dicho año fueron Salamanca, Palencia y Huesca.

La posibilidad de sufrir un robo en casa tanto si nos encontramos dentro o fuera de la vivienda, es uno de los temores más extendidos entre los españoles. Esto se suma a la proliferación de nuevas técnicas de robo más precisas. Por este motivo, siempre tendremos que estar protegidos contra el robo lo máximo posible y así evitar disgustos innecesarios.

Bumping, Impresioning y otros métodos avanzados de robo

Los ladrones están constantemente creando nuevos métodos para robar en los hogares más vulnerables. Durante los últimos años, el método bumping ha sido uno de los más extendidos entre las técnicas de hurto. Su mayor característica es que permite forzar la cerradura de la puerta de una forma muy sutil, sin apenas dañar el cilindro y en un tiempo récord. Desde la Guardia Civil señalan que con la técnica bumping en menos de 15 segundos pueden abrir la puerta de una vivienda”.

Otros métodos más nuevos como impresioning tratan de plagiar la llave introduciendo un material moldeable y realizando una copia para luego cometer el hurto.

El robo a través de ganzúa, por su parte consiste en manipular los sistemas internos de bloqueo del bombín mediante ganzúa.

Seguridad para el hogar según los niveles de protección

En función del objetivo, presupuesto y tiempo de resistencia, existen distintos niveles de protección para el hogar que tratan de combatir estos métodos avanzados de robo de la forma más efectiva.

Uno de los sistemas de seguridad más simples sería combinar un bombillo de gama alta junto con un escudo de protección. Este nivel básico nos aportaría una resistencia de casi 5 minutos hasta que el ladrón logre entrar a la casa y está probado contra ataques bumping.

Si por el contrario, buscamos una prevención de robo más avanzada, se podría aumentar el tiempo de resistencia hasta 20 minutos a través de un bombillo de gama alta y un escudo de seguridad de detección anticipada. ¿Cuál es la ventaja de este escudo? Integra un sistema de alarma que disuade al ladrón, antes de que éste entre e la vivienda.

¿Qué protección es la adecuada para mi hogar?

Dependiendo del tipo de vivienda, será más adecuado un nivel de protección más básico o más avanzado.

Por ejemplo, en el caso de un piso, la manera más habitual de acceder sería a través de la puerta, por lo que habría que concentrar esfuerzos en reforzar esta zona de la casa. Lo mínimo que se necesitaría sería un bombín con escudo. En el caso de ser un bajo, hay que tener en cuenta que otro punto de acceso sería la ventana, por lo que habría que protegerla a través de rejas o alarmas de detección anticipada.

En el caso de vivir en una casa de campo, aislado de la ciudad, habrá que invertir más en la seguridad, ya que no contaremos con la “protección” de vecinos o transeúntes. Por ello, además de un bombín de alta seguridad con escudo de protección de detección anticipada, será conveniente incluir una alarma que proteja si estamos dentro de la vivienda. Otros trucos que ayudarán a aumentar la protección de tu casa, sería iluminar los alrededores o conectar cámaras de seguridad.

Dependiendo de la zona donde vivamos, necesitaremos más o menos medidas de seguridad. No obstante, siempre habrá que tener en cuenta que los ladrones son expertos y no hay que subestimarlos, por lo que cuanto más difícil se lo pongamos, será mucho mejor.

Además