Materiales de bricolaje

Masilla ligera para reparar paredes

Vemos de manera detallada cómo utilizar una masilla ligera, Aguaplast Pluma, para reparar los pequeños desperfectos de la pared.

Autor: Bricomanía

Ver el programa completo de: Masilla ligera para reparar paredes

Si nos ponemos a mirar bien las paredes de nuestra casa siempre nos encontraremos pequeñas fisuras, grietas incluso agujeros. En ocasiones, si esto ocurre en las zonas de encuentro entre distintas superficies, parece complicado elegir una masilla para repararlas.

Pero realmente es muy fácil. Solamente necesitaremos una espátula y masilla. Esta masilla es limpia y muy fácil de utilizar y lograremos dejar las paredes en perfecto estado.

Paso a paso para utilizar masilla ligera para reparar paredes

Masilla ligera para reparar paredesPaso 1
En este caso nos encontramos con juntas abiertas en el zócalo. Necesitamos que la masilla se adhiera bien a todo tipo de superficies. Para rellenar el hueco utilizamos simplemente nuestro dedo.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 2
Tomamos el producto y lo extendemos presionando un poco para que el producto penetre bien.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 3
Con el mismo dedo alisamos y ya veis lo sencillo que será después limpiar los restos.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 4
En esta otra pared queremos tapar el agujero de una escarpia y hemos descubierto también un desperfecto junto a la jamba de la puerta.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 5
Protegemos con cinta de carrocero la madera para el posterior pintado.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 6
Con la espátula extendemos bien el producto.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 7
Dejamos que seque entre 2 y 24 horas pasamos una lija fina.

Masilla ligera para reparar paredesPaso 8
Hacemos lo mismo con el otro orificio y sólo nos falta pintar para conseguir que no quede ni rastro de los agujeros en la pared.

Además