Técnicas de bricolaje

Mantenimiento de una chimenea

En Bricomanía os enseñamos el mantenimiento y cuidados básicos de una chimenea, su limpieza y deshollinado para que funcione correctamente.

Canal de YouTube de Bricomanía

Las chimeneas aportan calidez y confort a una estancia. Para asegurar el rendimiento calorífico de una chimenea, es conveniente limpiarla una o dos veces al año.

En el mercado encontraremos diferentes sistemas para deshollinar la chimenea. En este briconsejo veremos, paso a paso, cómo realizar correctamente este trabajo.

Paso a paso para el mantenimiento y limpieza de una chimenea:

Mantenimiento de una chimeneaPaso 1
En las tiendas de bricolaje disponemos de unos cepillos especiales para retirar el hollín y las cenizas de nuestra chimenea.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 2
Introduciendo el cepillo en el hogar o en el tubo de salida de humos de la chimenea, y moviéndolo hacia arriba y hacia abajo, arrastraremos el hollín, y limpiaremos la chimenea adecuadamente.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 3
También existe una gran variedad de productos químicos. Nosotros nos hemos decantado por un leño deshollinador, que es cómodo y muy eficaz. Retiramos el envoltorio y con la chimenea encendida, introducimos el leño en el hogar.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 4
Cerramos la puerta del hogar y dejamos que el tronco se queme durante una hora y media, aproximadamente. Luego, se consumirá desprendiendo humo durante varias horas. Este humo extraerá la humedad y neutralizará los alquitranes del conducto de la chimenea.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 5
Otra opción es usar un deshollinador catalítico de mantenimiento, que aminora la formación de depósitos y mantiene un rendimiento óptimo de la chimenea.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 6
Depositando una bolsa a la semana en las brasas, conservaremos la instalación libre de hollín durante 3 meses.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 7
Para completar el trabajo, es conveniente limpiar bien el cristal de la puerta de la chimenea, así como comprobar el sellado de la puerta de la chimenea. Aplicamos un decapante especial para cristales de estufas y chimeneas en la zona a limpiar y esperamos a que el producto repose unos segundos, para que las manchas se despeguen.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 8
Después, pasamos suavemente un trapo o papel absorbente y comprobamos que la puerta queda reluciente.

Mantenimiento de una chimeneaPaso 9
Haciendo un uso responsable de la chimenea y manteniéndola en óptimas condiciones, sacaremos el máximo partido de ella, al mismo tiempo que evitaremos accidentes.

Además