Carpintería

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorio

Hoy, en Bricomanía, vamos a utilizar unos tableros de madera macizos, fuertes y decorativos, para construir un cabecero y un espejo que darán mucho carácter a la estancia. Un conjunto perfecto con el que conseguiremos un dormitorio muy personal.

Para hacer tanto el cabecero como el espejo utilizaremos un tablero con aspecto de tronco laminado, que vuelven a estar de moda.

Cortaremos las piezas necesarias, las barnizaremos y en el caso del cabecero, las sujetaremos con unos travesaños.

En cuanto al espejo, simplemente añadiremos en los laterales del propio espejo los tableros, fijándolos con adhesivo de montaje.

  • Herramientas
  • Sierra circular
  • Disco para cortar madera
  • Lijadora orbital
  • Lija de grano medio
  • Taladro atornillador
  • Punta PZ2
  • Broca para pared de Ø 6 mm
  • Pistola aplicadora de silicona
  • Materiales
  • Tablones de madera de 200 X 6 X 35 cm
  • Listones de 50 X 30 mm
  • Espejo
  • Adhesivo de montaje
  • Tirafondos de 4 X 40 mm
  • Barniz en aerosol
  • Hembrillas
  • Escarpias
  • Tacos de expansión de Ø 6 mm
  • Patas metálicas

Paso a paso para hacer un conjunto de madera para el dormitorio

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 1
Lo primero que tendremos que hacer es cortar los tableros que formarán el cabecero, empleando la sierra circular y un disco para cortar madera. Para trabajar con mayor comodidad, es conveniente sujetar los tablones a la mesa con unas mordazas.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 2
A continuación, repasamos las piezas de madera con la lijadora provista de una hoja de lija de grano medio y retiramos el polvo producido.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 3
Antes de barnizar, cortamos también los listones que harán de travesaños, empleando la misma herramienta.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 4
Vamos ahora con el acabado. Aplicamos un barniz en aerosol, en este caso, incoloro satinado respetando la distancia mínima que nos indica el fabricante. Os aconsejamos que tapéis todo aquello que no queráis que se manche con plástico o papel protector.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 5
Una vez que el producto se haya secado, presentamos los tableros sobre una superficie plana como puede ser la mesa de trabajo, y los unimos mediante unos travesaños que irán sujetos con tirafondos.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 6
Para fijar el cabecero en la pared, colocaremos unas hembrillas en la parte posterior de la estructura. Marcamos su posición y las insertamos, girando poco a poco, hasta dejarlas a la altura adecuada.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 7
Es el turno del espejo. Cortamos las piezas, las lijamos y después de retirar el polvo producido, damos el barniz.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 8
Transcurrido el tiempo de secado que nos indica el fabricante, aplicamos adhesivo de montaje y fijamos los tableros en los laterales del espejo.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 9
El siguiente paso consiste en señalar en la pared los puntos de fijación y hacer los agujeros, con el taladro provisto de una broca para pared del diámetro adecuado; en este caso, de Ø 6 mm.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 10
Luego, insertamos los tacos de expansión a golpe de martillo y ponemos las escarpias.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 11
Ya podemos colgar el cabecero. Así, ya tendremos el cabecero en su sitio.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 12
Después, con unas pletinas que incluye el propio kit del espejo, fijamos este último en la pared.

Cómo hacer un cabecero y un espejo de madera para el dormitorioPaso 13
¡Trabajo concluido! Un cabecero y un espejo de acabado rústico, con mucha personalidad, que nos permiten vestir y cambiar considerablemente el aspecto de un dormitorio.

Además