Electricidad

Trabajos de bricolaje para ahorrar energía en otoño

Trabajos de bricolaje para ahorrar energía en otoño

Vemos los pequeños cambios que puedes hacer en casa para ahorrar en luz y calefacción: trabajos y soluciones de ahorro energético optimizando el consumo.

Canal de YouTube de Bricomanía

Tras los meses de verano y las vacaciones, casi todos tenemos que ajustarnos un poco el cinturón de cara al otoño.

Sin embargo, en esta época del año, los días se acortan y las temperaturas bajan, lo que implica hacer un mayor gasto en luz y calefacción para mantener tu hogar confortable ahora que vas a pasar más tiempo en el interior que al aire libre.

Te damos algunas claves para que, con pequeños cambios y mejoras, puedas reducir la energía que consumes en casa y que esto se refleje en la factura.

Claves para la calefacción

Pocas sensaciones hay más agradables que disfrutar de esos días otoñales de estar refugiados en casa, viendo como llueve, hiela o truena al otro lado de la ventana. No renuncies a este confort por el coste que tiene la calefacción; puedes instalar un cronotermostato que te permitirá a controlar tu caldera y tener la casa a una temperatura perfecta.

instalar un cronotermostato

Otra buena idea para optimizar es colocar láminas reflectantes detrás de los radiadores: reflejarán el calor hacia dentro de la habitación evitando que se escape por la pared.

colocar láminas reflectantes

Para calentar una habitación fría y convertirla en una estancia acogedora sin meterte en obras, hazte con un emisor eléctrico “inteligente”, que detectará la temperatura de la estancia y se aprenderá tus hábitos para encenderse cuando realmente hace falta.

Y si quieres mejorar el aislamiento de la habitación, lo mejor es colocar un aislamiento en la pared de la estancia.

Claves para la iluminación

Cambia tus viejas bombillas por bombillas LED y reduce el consumo hasta un 90%. Para estancias grandes, un plafón de LED de diseño moderno puede ser una gran alternativa.

También puedes sustituir los interruptores por reguladores: te permitirá graduar la intensidad de la luz (lo que es ideal para crear diferentes ambientes según la ocasión) al mismo tiempo que reduces el gasto.

Colocar un regulador de luz

Y si eres un poco olvidadizo/a, te vendrá genial un detector de movimiento en las zonas de tránsito, como el pasillo. Este aparato fácil de colocar permite que la luz se encienda automáticamente cuando pase alguien y se apague sola cuando no hay nadie, para que no te tengas que preocupar más de haberte dejado la luz encendida durante la noche o incluso días enteros.

Detector de movimientos

Con unos sencillos trabajos de bricolaje podemos lograr una casa mucho más sostenible y ahorrar tanto en luz como en calefacción. ¡Prepara tu casa para este otoño e invierno!

Además