Restauración

Arreglar la sujeción de una manilla

Vamos a arreglar la sujeción de una manilla ya que los tirafondos se han cedido. No te pierdas este práctico briconsejo de Bricomanía.

Autor: Bricomanía

Los orificios donde iban alojados los tirafondos de una manilla de puerta han cedido y por tanto, la manilla no está bien sujeta a la puerta. En este briconsejo, os mostraremos cómo solucionar el problema de una manera muy sencilla.

Paso a paso para arreglar al sujeción de una manilla

Paso 1
Una alternativa interesante es el uso de una masilla adhesiva, de secado rápido, que sirve para restaurar infinidad de materiales.

Paso 2
Lo primero que debemos hacer es soltar los tornillos y retirar la manilla.

Paso 3
A continuación, trabajamos el producto como si fuera plastilina...

Paso 4
... y cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea, rellenamos los agujeros.

Paso 5
Con la masilla aún fresca, presentamos la manilla en su posición y la sujetamos con sus correspondientes tirafondos.

Paso 6
Otra opción es rellenar los orificios con unas astillas de madera y adhesivo de montaje. Aplicamos el producto en el interior de los agujeros e insertamos las astillas.

Paso 7
En caso necesario, limpiamos el exceso de producto con un trapo o papel.

Paso 8
Cuando el adhesivo haya hecho su trabajo, cortamos el trozo sobrante de las astillas, dejándolas bien enrasadas.

Paso 9
Para finalizar el trabajo sólo nos queda colocar de nuevo la manilla en la puerta y fijarla con los tirafondos.

Paso 10
Siguiendo los consejos que os hemos dado, conseguiréis dejar la manilla bien sujeta, por mucho tiempo.

Además