Restauración

Reparación de desperfectos en pared

Los pequeños golpes en paredes, los desconchados o los agujeros de tacos o chinchetas no requieren la aplicación de un producto con gran capacidad de relleno. Por ello, os mostramos cómo realizar la reparación de desperfectos en la pared.

Autor: Bricomanía

Empleando un material de fácil amasado y lijado, buena aplicabilidad y adherencia sobre el soporte será suficiente. Una solución práctica y muy efectiva.

Paso a paso para reparar desperfectos en la pared

Paso 1
Primero eliminamos todo el material suelto a lo largo de las grietas, rascando con una espátula.

Paso 2
En el caso de pequeños agujeros y desconchones utilizaremos una masilla blanca lista al uso, adecuada para enlucir, alisar y tapar grietas, que aplicaremos a llana o espátula. Con esta masilla de secado rápido obtendremos una reparación fina, dura y de gran calidad sobre cualquier pintura plástica.

Paso 3
En el caso de desperfectos más profundos, utilizaremos una masilla con máxima capacidad de relleno, que tiene un peso mínimo. Antes de aplicar el producto, humedeceremos la zona a reparar.

Paso 4
Aplicamos el producto sobre la fisura con una llana o espátula, evitando que queden bolsas de aire. Se puede aplicar sobre diferentes superficies y como no merma ni fisura, con una sola aplicación será suficiente.

Paso 5
En ambos casos, cuando el producto reparador se haya secado, lijaremos la superficie. Después retiraremos el polvo que se haya producido al lijar y pintaremos de nuevo la zona.

Paso 6
Elegiremos una pintura del mismo color que ya tenemos dado; en nuestro caso es una pintura monocapa de color amarillo que aplicaremos con un rodillo especial para pared.

Paso 7
De esta manera tan sencilla, habremos reparado los desperfectos de nuestra pared, obteniendo unos resultados espectaculares.