Consejos para hacer la compra

Consejos a la hora de comprar un buen jamón ibérico

Consejos a la hora de comprar un buen jamón ibérico

Sigue nuestros consejos básicos para saber escoger un buen jamón ibérico.

Autor: Hogarmania

Los vdeos de Karlos Arguiano

Con la llegada de las Navidades y las fiestas de fin de año una de las estrellas de las mesas en estas fechas es el jamón. Sin embargo, ¿sabemos comprar correctamente este tipo de piezas? A continuación os damos algunos sencillos consejos para seleccionar el mejor jamón ibérico.

Existen tres denominaciones de venta del jamón ibérico: “de bellota”, “de cebo de campo” y “de cebo”.

En primer lugar, a la hora de seleccionar una pieza deberemos fijarnos en su etiqueta de identificación de colores y que identifica cada tipo de animal:

- Negro, para los de bellota 100% ibéricos
- Rojo, para los de bellota ibéricos
- Verde, para los de cebo de campo ibéricos
- Blanco, para los de cebo ibéricos

A la hora de elegir un buen jamón ibérico debemos:

  • Es importante examinar que la pata sea fina, la caña sea estilizada y la pezuña debe ser negra.
  • Además, para identificar un correcto jamón su exterior debe ser brillante, fruto de su grasa y un aspecto rugoso.
  • Una vez cortado, el jamón de bellota debe tener un color intenso y brillante. Además se podrán apreciar las vetas de grasa en su interior.

Por su parte el jamón de cebo:

  • No tiene la rugosidad del jamón de bellota y su grasa es más pálida, con menos brillo.
  • Al corte, frente al color purpura intenso del jamón de bellota, el jamón de cebo su carne es mas rosada y la inflitración de la grasa es menor.

A la hora de comprar un jamón puedes hacerlo por piezas o en loncheado. Lo mejor es disponer de la pieza entera, pero si no puedes o no sabes cortarla puedes solicitar a tu charcutero que te la despiece y te lonchee la pieza en paquetes al vacío para una mayor duración en el tiempo.

Diferencias entre jamón y paleta:

El jamón hace referencia a los cuartos traseros o patas traseras del cerdo, mientras que la paleta hacer referencia a las patas delanteras. Las piezas de jamón son más grandes, de unos 6,5 Kg a 8,5 Kg, mientras que la paleta tiene un peso que oscila entre los 4 y los 5,5 Kg. Además, debido a su tamaño, el tiempo de curación es diferente, siendo el de la paleta de menor tiempo de curación frente al jamón.

Desde un punto de vista gastronómico, su sabor es prácticamente idéntico, si bien la paleta tiene una mayor proporción de grasa además de un menor tiempo de curación, por lo que su sabor tendrá matices distintos al del jamón.

A la hora de conservarlo

Para conservar una pieza de jamón ibérico lo mejor es dejarlo a temperatura ambiente. Cuando cortemos el jamón es importante reservar las tiras exteriores de grasa, que utilizaremos una vez cortado para cubrir la zona cortada. La grasa del jamón ayuda a que no se reseque.

Sobre la grasa taparemos la pieza con un trapo limpio de algodón.

Propiedades nutricionales:

El jamón ibérico es rico en proteínas, vitamina B1 y B6, muy beneficiosas para el sistema nervioso y el buen funcionamiento del cerebro. El 48% de las grasas del jamón ibérico de bellota tienen la naturaleza del ácido oleico, el más beneficioso para contrarrestar los efectos de las enfermedades cardiovasculares.

Esperamos que estos sencillos consejos os ayudan a comprar el jamón adecuado y a conservarlo en las mejores condiciones.

Tags relacionados consejos de compra jamón

Además