Técnicas de cocina

Cómo elaborar un almíbar con toque cítrico

El cocinero Bruno Oteiza nos enseña cómo elaborar un almíbar con toque cítrico para endulzar nuestras recetas.

Autor: Hogarmania

Ingredientes

  • 50 g de azúcar blanco
  • 40 g de azúcar moreno
  • 3/4 l de agua
  • Cáscara de limón
  • Cáscara de naranja
  • Canela en rama

Elaboración del almíbar con toque cítrico

En esta ocasión, nosotros hemos utilizado el almíbar para cocinar después unos higos, pero se puede seguir el mismo procedimiento para cualquier receta.

almíbar con toque cítrico - paso 1Paso 1
Poner en una cazuela 750 ml de agua a fuego fuerte.

almíbar con toque cítrico - paso 2Paso 2
Añadir el azúcar blanco.

almíbar con toque cítrico - paso 3Paso 3
Añadir el azúcar moreno.

almíbar con toque cítrico paso 4Paso 4
Remover con una varilla.

almíbar con toque cítrico - paso 5Paso 5
Para darle un toque cítrico, añade un twist de limón y uno de naranja.

almíbar paso 6Paso 6
Si añadimos una rama de canela, su aroma será ideal. Baja el fuego y deja que se cocine a intensidad media. Cuando el azúcar esté totalmente diluido, el almíbar estará listo.

Para hacer un almíbar tradicional tendrías que usar la misma cantidad de agua que de azúcar: 250 gramos de azúcar blanco por cada 250 ml de agua. El procedimiento de elaboración será idéntico: colocar en un cazo todos los ingredientes, disolver el azúcar en el agua con ayuda de una varilla y cuando empiece a hervir, bajar el fuego y deja cocer a fuego medio hasta que el azúcar quede totalmente diluido en el agua.

Usos del almíbar

Como hemos visto antes, el almíbar básico se puede enriquecer con otros ingredientes como licor, zumo de limón, azahar, canela..., dependiendo del uso al que vaya destinado.

Uno de los usos más utilizados del almíbar es para emborrachar bizcochos y, generalmente, se utiliza el almíbar básico. Lo podemos aplicar con una brocha de pastelería o con una jeringuilla para no pasarnos de cantidad. Por ejemplo, estos pastelillos de queso se emborracharon con almíbar de azahar.

Otro uso clásico del almíbar es utilizarlo para macerar frutas, como los melocotones, pero también cosas más inusuales como el melón, con un almíbar aromatizado con menta, o la sandía.

Además