Karlos Arguiñano en tu cocina

Pimientos verdes, ricos en antioxidantes y fibra

Pimientos verdes, ricos en antioxidantes y fibra

Autor: Karlos Arguiñano

Información nutricional sobre la receta de Pimientos verdes rellenos de ensaladilla elaborada por Karlos Arguiñano.

Los pimientos verdes son piezas indispensable de la dieta mediterránea. Se pueden disfrutas rellenos, como guarnición... y son muy sanos. A continuación os mostramos todos sus beneficios.

Beneficios de los pimientos verdes:

1. Los pimientos verdes son una fuente importante de antioxidantes que nos previenen de enfermedades como el cáncer, el Alzheimer y las enfermedades cardiovasculares. Además, ayuda que nuestra vista, piel, oído y aparato respiratoria se mantenga en buen estado.

2. Es bueno para evitar la retención de líquidos. Además, es perfecto si quieres controlar tu peso, ya que contiene una gran cantidad de agua y bajo aporte calórico.

3. Sus propiedades se mantienen mejor si los comemos crudos formando parte de gazpachos o ensaladas.

Pimientos verdes ricos en antioxidantes y fibra

4. Es un alimento rico en vitamina C. Está ayuda a prevenir infecciones, ayuda en la formación del colágeno del cuerpo y permite una mejor cicatrización de las heridas.

5. Contiene folato, una vitamina que es importante durante la época del embarazo de la mujer, ya que cuida el desarrollo del tubo neural del feto.

En la receta de pimientos verdes rellenos de ensaladilla los pimientos verdes están acompañados de pan y jamón serrano:

El pan debe tener corteza gruesa y oscura, miga color marrón sin que destaque de ella la presencia de salvado (si es integral) y debe oler fuerte. Es un alimento que nos ayuda a evitar el estreñimiento, a regular el comportamiento alimentario y así prevenir la obesidad y a controlar mejor la diabetes. Como no tiene grasa, no nos engorda, y debe estar presente en todas las comidas para que nuestra dieta sea equilibrada, ya que los hidratos de carbono deben representar más de la mitad de las calorías que ingerimos al día.

El jamón serrano es un embutido que no tiene mucha grasa, de manera que no engorda siempre que lo consumamos moderadamente. Es una Importante fuente de sal que hace que lo coloquemos en la punta de la pirámide siendo un alimento de consumo ocasional.