Aperitivos

Receta de Champiñón relleno de jamón y huevo de codorniz

Aprende a preparar champiñón relleno de jamón y huevo de codorniz con esta sencilla receta de Joseba Arguiñano. Una propuesta original y deliciosa, perfecta para servir como entrante en las cenas navideñas o cualquier ocasión especial.

Los vídeos de Karlos Arguiñano

Joseba Arguiñano

Ver el programa completo de: Receta de Champiñón relleno de jamón y huevo de codorniz

Tiempo de preparación: 20 minutos | Tiempo total: 30 minutos

Ingredientes (8 unidades):

  • 8 rebanadas de pan
  • 8 champiñones (grandes)
  • 8 huevos de codorniz
  • ½ loncha de jamón ibérico (50 g)
  • 1 diente de ajo
  • ½ cebolleta
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil

Elaboración de la receta de Champiñón relleno de jamón y huevo de codorniz:

Tuesta las rebanadas de pan los dos lados y resérvalas.

Pela, aplasta el ajo con un cuchillo, pícalo finamente y ponlo en un bol. Agrega un poco de perejil picado y un buen chorro de aceite de oliva.

Pela la cebolleta y pícala finamente. Rehógala en una sartén con un chorrito de aceite. Retira los tallos de los champiñones, pica y agrégalos a la sartén. Sazona y rehoga todo durante 6-8 minutos.

Pica el jamón y añádelo. Dale un par de vueltas y reserva el relleno.

Calienta una plancha con un chorrito de aceite, coloca encima los sombreros de los champiñones colocándolos primero por la parte del hueco del tallo en contacto con la plancha. Cocínalos durante 2-3 minutos. Dales la vuelta y pon un poco del aceite con ajo en la parte interior. Cocínalos durante otros 2-3 minutos.

Ponlos en un recipiente apto para el horno. Rellena los champiñones con la mezcla anterior. Corta la parte superior de los huevos de codorniz con un cuchillo de sierra y coloca uno sobre cada champiñón. Sazona y hornéalos a 200º C durante 2 minutos. Retira y muele encima un poco de pimienta negra.

Pon las rebanadas de pan en una fuente y coloca un champiñón relleno encima de cada una. Decora con unas hojas de perejil.

Consejo:

Es importante no rehogar demasiado el jamón porque el sabor salado se intensificaría.

Además