Carnes

Receta de Pechuga de pavo con cebolla caramelizada

Receta de Pechuga de pavo con cebolla caramelizada

Autor:

Karlos Arguiñano elabora una receta de pechuga de pavo al brandy horneada y acompañada de cebolla caramelizada.

Ingredientes (4 personas):
  • 800 gr de pechuga de pavo
  • 4 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr de miel
  • 75 ml de brandy
  • aceite de oliva virgen extra
  • 75 ml de vinagre de Módena
  • sal
  • pimienta (grano y normal)
  • perejil
Elaboración de la receta de Pechuga de pavo con cebolla caramelizada:

Pela y pica los dientes de ajo y colócalos en el mortero. Agrega un poco de pimienta en grano y maja todo muy bien. Con una puntilla (cuchillo) haz 4 cortes en la pechuga e introduce un poco de majado en cada una. Salpimienta la carne y enróllala con una cuerda de cocina. Dórala en una sartén con un chorrito de aceite.

Pon el brandy en una cazuela y dale un hervor. Carga una jeringuilla e inyéctale el brandy en diferentes puntos. Colócala en un recipiente apto para horno y hornéala a 190ºC durante 20 minutos.

Pela y pica las cebollas y ponlas a pochar en una sartén con aceite. Sazona. Cuando empiecen a caramelizarse, agrega el vinagre y la miel. Cocina el conjunto durante 20 minutos.

Corta la pechuga de pavo en filetes y acompáñala con la cebolla caramelizada. Adorna con unas hojas de perejil. Sirve.

Pechuga de pavo con cebolla caramelizada

Información nutricional de la receta:

Plato a base de pavo, una buena fuente de proteínas, de vitaminas del grupo B y minerales como el fósforo, potasio, magnesio, zinc y hierro. Por este motivo, es un plato recomendado para todos y en especial para las personas con necesidades de proteínas aumentadas: embarazo, crecimiento, personas mayores, período de convalecencia después de una intervención quirúrgica o después de un accidente con la presencia de grandes heridas.

El caramelizado de la cebolla mejora la textura y el sabor de la carne, siendo una técnica recomendada para personas con problemas de salivación y masticación. La cebolla caramelizada ayuda a este tipo de personas, en general de edad avanzada, a aceptar mejor la carne dentro de sus menús y así estar mejor nutridos. La caramelización se consigue removiendo la cebolla lentamente y con mucha paciencia para que vaya soltando los azúcares de manera natural. Es una forma de endulzar el plato sin añadir azúcar. En esta receta añadimos miel, ingrediente que deben eliminar los diabéticos y las personas con sobrepeso.

Es un plato de valor calórico moderado, pudiendo formar parte de cualquier dieta siempre que seamos moderados con el tamaño de la ración.

De postre comeremos una macedonia de frutas y unas tortitas, claro ejemplo de postre nutritivo (aportan proteínas de calidad, azúcares, grasas, vitaminas, y minerales) y sano, pudiendo también formar parte de desayunos y meriendas saludables. Estas tortitas pueden sustituir a las galletas, cereales azucarados y bollería en general de los desayunos infantiles, siendo una opción muy saludable rellenarlas de fruta fresca limpia y troceada, o bien con fruta en forma de compota. Así conseguimos introducir la fruta en los desayunos de los niños. Para las personas que les gusta desayunar salado, las podemos rellenar con tomate rallado con aceite de oliva y atún o salmón ahumado o jamón serrano.

Estas tortitas las acompañaremos de una macedonia de frutas, ya que serán estas frutas la principal fuente de vitaminas, antioxidantes y fibra de esta comida.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Para el resfriado, calentar un vaso de agua y añadir una cucharadita de pimienta en grano, una cucharada de miel pura de abeja y el zumo de un limón. Dejar reposar 5 minutos, colar y tomar.