Carnes

Ingredientes (4 personas):

  • 1 lechuga
  • 4 patatas
  • 100 g de txistorra
  • 50 ml de leche
  • 150 g de queso
  • Harina, huevo batido y pan rallado
  • 1 huevo
  • pimentón
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • sal
  • pimienta

Elaboración de la receta de Croquetas de patata, txistorra y queso:

Pon a calentar abundante agua en una cazuela. Introduce las patatas y cuécelas durante 35-40 minutos (dependiendo del tamaño). Deja que se templen. Retira la piel de la txistorra y rehógala un poco en una sartén sin aceite. Escúrrela bien y pícala finamente con un cuchillo. Resérvala.

Lava, seca y corta la lechuga en juliana fina. Resérvala. Pela las patatas y aplástalas. Añade la txistorra, la leche, sal y pimienta. Mezcla todo bien.

Divide la masa en 16 porciones y forma las croquetas. Corta el queso en 16 rectángulos e introduce un trozo dentro de cada croqueta.

Pasa las croquetas por harina, huevo batido y pan rallado y fríelas en una sartén con aceite. Escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Pon el huevo en un vaso batidor, agrega un chorrito de vinagre, una pizca de sal, media cucharadita de pimentón y una buena cantidad de aceite (200ml). Tritura los ingredientes con una batidora eléctrica hasta que monte la mahonesa. Resérvala en el frigorífico.

Sirve 4 platos, colocando la lechuga a un lado, la mahonesa en el centro y las croquetas al otro lado.

Consejo:

Si hacéis la mahonesa con antelación, lo mejor será guardarla en el frigorífico hasta el momento de consumirla.

Croquetas de patata, txistorra y queso.

Información nutricional de la receta:

Alimento a destacar en el plato de hoy: la PATATA. El nutriente mayoritario de la patata son los hidratos de carbono, siendo una importante fuente de almidón.

El almidón es un nutriente que nos da energía para realizar nuestras actividades diarias.

Se trata el almidón de un azúcar que se asimila lentamente de manera que sirve también para mantenernos sin hambre ni debilidad hasta la siguiente comida, contribuyendo a tener una dieta ordenada y equilibrada.

El mineral a destacar en la patata es el potasio, mineral que es necesario para que el balance de agua en el organismo sea equilibrado y que también interviene en la contracción muscular.

La patata apenas aporta vitaminas.

No aporta muchas calorías si la consumimos cocida, asada al horno o hecha al vapor. Con la fritura o con el rebozado de hoy se incrementa considerablemente su aporte calórico.

La colocaremos en la zona naranja de la pirámide junto a los alimentos de presencia semanal (4 veces por semana).

Plato del día:

Plato del día: Croquetas de patata, txistorra y queso.

Plato hecho a base de patata, alimento energético que junto a la harina usada para rebozar representan el 51,4% del plato, superando el 25% recomendado.

El exceso de patata (se recomienda 100 a 150 g por comensal y en la receta de hoy se superan los 200 g), hace que el porcentaje de las verduras y hortalizas no llegue al 50% quedándose en una 39,6% (aunque haya 200 g de verduras por comensal que es lo recomendado).

La txistorra y el huevo no llegan al 10% del plato (8,9%).

Para compensar en la cena unas verduras con pescado.

De postre una fruta y un yogur.

MENÚ DIARIO:

Comida:

Croquetas de patata, txistorra y queso

Ensalada de col, lombarda y zanahoria

Fruta

Yogur

Cena:

Acelgas con bacalao y huevo cocido

Pan

Fruta

Leche

Consejo de la Doctora Telleria:

La mejor bebida para quitar la sed, el agua.

Además