Recetas

La crema de calabacín es un plato suave y ligero que puede servirse como entrante o primer plato. No sólo es habitual su consumo a diario, sino que también es un acierto seguro en ocasiones especiales. 

Se recomienda acompañar la crema de calabacín con una ración de carne o pescado. 

Un plato bajo en grasas y versátil

Además de ser una receta baja en grasas, es apta para diabéticos y personas que sufren problemas de obesidad. 

Más allá de la clásica crema de calabacín, se puede incorporar cualquier ingrediente a esta receta para hacerla mucho más sabrosa e innovadora, por ejemplo, una crema de calabacín con queso parmesano y huevo flor, entre otras elaboración que te mostramos a continuación. 

Descubre este listado de recetas diferentes de la tradicional crema de calabacín de la mano de nuestros cocineros favoritos, Karlos Arguiñano, Juan Mari Arzak, Eva Arguiñano o Bruno Oteiza. 


Ordenar por:


Ordenar por: