Ensaladas y verduras

Receta de Calabacín relleno de salchicha y queso

Receta de Calabacín relleno de salchicha y queso

Autor:

Receta de calabacines rellenos de salchichas frescas, verduras y queso brie gratinado. Plato elaborado por Karlos Arguiñano.

Ingredientes
  • Para 4 personas:
  • 2 calabacines medianos
  • 4 salchichas frescas
  • 150 gr. de queso brie
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 100 gr. de judías verdes
  • 1 cebolleta
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de Calabacín relleno de salchicha y queso:

Pica la cebolleta y ponla a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Corta los calabacines por la mitad (a lo largo), saca la carne con la ayuda de un sacabolas o una cucharilla y ponla a pochar con la cebolla. Cuece los calabacines vacíos en una tartera con abundante agua y una pizca de sal, durante 10-12 minutos. Escurre y reserva.

Pela y corta en juliana la zanahoria, las judías verdes y el puerro. Ponlos a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Añade el calabacín y la cebolla pochados.

Pincha las salchichas y cocínalas a la plancha con una pizca de aceite. Reserva.

Coloca los calabacines vacíos en una placa para horno y rellénalos con las verduras pochadas. Pon una salchicha encima de cada porción. Corta el queso en lonchas gruesas, pon unos trocitos encima de cada salchicha y gratina hasta que se dore.

Sirve un calabacín relleno por comensal y decora con una hojita de perejil.

Consejo:

La zanahoria es una rica fuente de vitaminas y minerales que aprovecharemos mejor si la consumimos en crudo y con su piel. A la hora de comprarlas, elegid las que estén duras, frescas y crujientes.

Calabacín relleno de salchicha y queso
Información nutricional:

De este plato destacamos la forma de presentar la verdura de manera atractiva, ideal para incluir más fácilmente en la dieta de los niños.

La carne que incluye este plato suele ser rica en proteínas de bajo valor biológico (aunque dependerá de la calidad de las salchichas) y también una importante cantidad de grasas saturadas y sal; por lo que lo podemos considerar de consumo ocasional.

Pero también tiene verduras, que aportan vitaminas, minerales, fibra y sustancias antioxidantes; grandes aliados de nuestra salud. El calabacín destaca del resto de verduras por su mayor contenido en magnesio. Es un mineral de ligero efecto laxante, por lo que ayuda a evitar el estreñimiento y a hacer limpieza del tubo digestivo. Es una verdura que tendemos a cocinarla rebozada o frita, de manera que aumenta considerablemente el aporte calórico. Sin embargo, tal y como está cocinada en esta receta, mantiene sus propiedades depurativas.

Por otro lado, el queso completa el aporte de calcio y de proteínas de alto valor nutricional del plato. Para completar el menú, podemos tomar de entrante una ensalada de arroz tres delicias y de postre un yogur con trocitos de melocotón.