Ensaladas y verduras

Receta de Borraja salteada con huevo y jamón

Receta de Borraja salteada con huevo y jamón

Autor: Karlos Arguiñano

Receta de Karlos Arguiñano de borraja salteada con jamón crujiente y bollos de pan rellenos de huevo cocinado en el horno, un plato rápido de preparar, ideal para comidas o cenas improvisadas.

Ingredientes (4 personas):
  • 800 g de borraja
  • 4 huevos
  • 16 ajos frescos
  • 4 bollitos de pan redondos
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
Elaboración de la receta de Borraja salteada con huevo y jamón:

Cubre una placa de horno con un trozo de papel de hornear. Extiende encima las lonchas de jamón, cubre con otro papel y hornéalas a 200ºC durante 10- 12 minutos. Retíralas y deja que se enfríen.

Corta la parte superior de los bollitos de pan, vacíalos sacándoles la miga. Casca los huevos y coloca uno dentro de cada bollito. Sazona, rocía con una gotita de aceite y hornéalos a 200ºC durante 12 minutos aproximadamente.

Limpia la borraja y córtala en trozos de 4 centímetros. Pon los trozos en un bol y lávalos bien. Escurre bien.

Corta los ajos frescos en cilindros y saltéalos en un wok con un chorrito de aceite. Agrega las borrajas y saltéalas brevemente. Sazona.

Sirve el bollito en el centro de cada plato, coloca alrededor las borrajas y el jamón crujiente.

Consejo:

No tires la miga de pan porque te puede venir muy bien para hacer la farsa de unas albóndigas o para espesar salsas o sopas.

Información nutricional de la receta:

Es un plato muy saludable y nutritivo, recomendado para todos. Además, es una forma diferente de introducir verdura en la dieta.

Se trata de un plato de fácil digestión y muy nutritivo, recomendado en especial para las personas con problemas de hígado y de vesícula biliar, y personas con poco apetito.

Pirámide alimentaria:

Pirámide alimentariaLa borraja es una verdura que, por su contenido en mucílagos, protege las mucosas digestivas, por lo tanto, es una verdura recomendada para los que presentan problemas de estómago. En resfriados y catarros facilita la expectoración y nos hace sudar cuando tenemos fiebre, de manera que es una verdura que debe estar presente en otoño e invierno. Además, presenta provitamina A o betacaroteno, que aumenta su disponibilidad con la cocción; o sea, la borraja cocida es una verdura interesante para dietas de adelgazamiento en las cuales la grasa está controlada. La borraja es una verdura de acción laxante y diurética. Además, las flores de la borraja en infusión ayudan a controlar la fiebre. 100 gramos de borraja aportan la mitad de las necesidades de vitamina C diarias, siempre que las consumamos crudas. Por eso se recomienda cocinarlas en el menor tiempo posible para evitar la pérdida de esta vitamina, como en esta receta.

El huevo nos aporta nutrientes esenciales para que estemos sanos y además éstos están en muy buenas condiciones para ser asimilados por el organismo. Es un alimento de fácil digestión, recomendado en casos de estómagos delicados y digestiones pesadas, si lo cocinamos con poca grasa. El huevo es un alimento recomendado en todas las edades, en especial en etapas de crecimiento, períodos de convalecencia de una enfermedad y para las personas mayores. El color de la yema del huevo no es determinante para saber cuál ha sido la alimentación de la gallina, como mucha gente cree. Destaca su contenido en proteínas las cuales se consideran de la mejor calidad para reparar las estructuras lesionadas, mantener la masa corporal, crear defensas y también necesarias para tener un correcto metabolismo. Tiene un equilibrado contenido en grasas, siendo grasas que mejoran la salud cardiovascular: el huevo aunque es rico en colesterol, no sube el colesterol en sangre por la naturaleza de sus grasas. También aporta colina: sustancia que mejora la actividad cerebral, ayudándonos a no perder la memoria. Tiene vitaminas A, B2, Biotina, B12, D, E, vitaminas como la A y E de efecto antioxidante, que intervienen en el buen funcionamiento el organismo y que nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades degenerativas como el Parkinson o el Alzheimer.

El pan es un alimento de presencia diaria en nuestra dieta, ya que supone una buena fuente de energía para que podamos realizar nuestras actividades. La cantidad de pan recomendada al día dependerá de la actividad física que se realice y también de la composición del menú: el pan es un alimento más del menú, de manera que si hay arroz o pasta o legumbres o patatas, todos ellos fuentes de hidratos de carbono, la ración de pan será menor, que si el plato acompañante al pan es de verduras. A veces la presencia de pan en la dieta es insuficiente por el falso mito de que el pan engorda. En estos casos la dieta se desequilibra, ya que el pan debe estar presente en todas las comidas, en la cantidad adecuada, para que estemos perfectamente nutridos, ya que aporta hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Pensamos que los biscotes engordan menos que el pan pero a igual peso, el biscote tiene más calorías que el pan, ya que se le añaden grasas y azúcares. En dietas adelgazantes se usan los biscotes para controlar mejor la ración de pan recomendada pero no porque tengan menos calorías.

Consejo de la Doctora Telleria:

Haz las 5 comidas al día con un trozo de pan para estar sano y bien nutrido.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena: