Ensaladas y verduras

Receta de Calabacín con morcilla y huevo escalfado

Receta de Calabacín con morcilla y huevo escalfado

Autor:

Ver el programa completo de: Calabacín con morcilla y huevo escalfado

Karlos Arguiñano elabora un plato de calabacines rellenos con huevo escalfado acompañado de morcilla frita y cigarrillos de pasta brick.

Ingredientes (4 personas):
  • 4 calabacines (redondos)
  • 1 morcilla de arroz
  • 5 huevos
  • 1 cebolleta
  • 4 hojas de pasta brick
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de Calabacín con morcilla y huevo escalfado:

Bate un huevo en un bol. Enrolla la pasta brick como si fueras hacer un cigarrillo y antes de terminar de enrollarlos, úntalos con huevo batido para que queden bien cerrados. Colócalos en una bandeja apta para horno forrada con papel de hornear y hornéalos a 190ºC durante 8-10 minutos. Retira y resérvalos.

Lava los calabacines, córtales una base por la parte inferior, para que se asienten, y otra por la parte superior, para poder vaciarlos. Vacíalos y reserva la carne. Pon a calentar abundante agua en una cazuela. Sazona y agrega los calabacines. Cuécelos durante 5-6 minutos y escúrrelos.

Pela y pica la cebolleta en daditos y ponla a pochar en una sartén con aceite. Cuando empiece a dorarse, agrega la carne de los calabacines bien picadita. Sazona. Rehoga bien y rellena los calabacines. Mantenlos en el horno (aprovechando el calor residual de hornear los cigarrillos de pasta brick) hasta el momento de servirlos.

Retira la piel de la morcilla, córtala en trozos y fríela en una sartén con un chorrito de aceite.

Para los huevos escalfados, pon agua a calentar en una cazuela amplia y baja. Cuando el agua empiece a hervir, baja el fuego, casca los huevos y agrégalos. Cuécelos durante 3 minutos.

Sirve los calabacines y coloca un huevo escalfado encima de cada uno. Acompaña con la morcilla y con el cigarrillo de pasta brick. Adorna con unas hojas de perejil.

Calabacín con morcilla y huevo escalfado

Información nutricional de la receta:

Es un plato de presencia ocasional en nuestros menús por la presencia de la morcilla, un embutido que tiene muchas calorías, grasas que suben el colesterol y sal. Además es un alimento no aconsejado para las personas con digestiones lentas y gases, ya que se digiere con dificultad. La mejor manera de cocinarla es cocerla con puerro y hierbas aromáticas para así eliminar la mayor parte de su grasa con la cocción y hacer mejor su digestión, y no frita como en este caso.

Para las personas con colesterol y sobrepeso se recomienda hacer el relleno con más tipos de hortalizas (pimientos, champiñones, berenjena...) que sustituyan a la morcilla.

Esta es una forma saludable de cocinar los calabacines, una verdura diurética recomendada para personas con problemas de digestión y retención de líquidos.

El huevo cocinado como en esta receta apenas tiene calorías (menos que un yogur), y sin embargo es una buena fuente de nutrientes: proteínas, vitaminas, minerales, antioxidantes… necesarios para que estemos sanos y bien nutridos.

De postre comeremos una fruta y un yogur.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Para tener los huesos fuertes: haz ejercicio, evita el sobrepeso, consume 3 raciones al día de leche, yogur o queso y duerme boca arriba con un buen colchón.