Ensaladas y verduras

Receta de Ensalada de roble, espinacas, granada y atún

Cómo hacer las croquetas perfectas (trucos y recetas)

Ingredientes (4 personas):

  • 150 g de lechuga roble
  • 150 g de espinacas baby
  • 1 granada
  • 125 g de atún en aceite
  • 30 g de avellanas peladas
  • 25 g de pasas
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • sal

Elaboración de la receta Ensalada de roble, espinacas, granada y atún:

Lava las espinacas y las hojas de lechuga roble, seca y ponlas en una fuente grande. Sazónalas.

Agrega las pasas y el atún desmenuzado.

Aplasta las avellanas y espolvorea la ensalada.

Corta la granada por la mitad, golpéala con una cuchara por la parte de la piel hasta que caigan todos los granos. Agrégalos a la ensalada.

Adereza la ensalada con aceite y vinagre. Sirve.

Información nutricional de la receta:

La ensalada de hoy aumenta la presencia de verduras y hortalizas en el menú.

Tanto las espinacas como la lechuga nos aportan vitaminas con efecto antioxidante y además folatos, vitaminas necesarias para el buen desarrollo del feto y del niño.

Son alimentos recomendados para prevenir el estreñimiento.

Apenas aportan calorías, siempre que seamos moderados con la cantidad de aceite utilizada para el aliño de la ensalada.

La granada es una fruta que no aporta muchas calorías.

Rica en antioxidantes: los taninos que se encuentran en la corteza y en las láminas y tabiques membranosos, responsables de la sensación áspera que nos deja en la boca, y las antocianinas responsables de su color, que previenen las enfermedades del corazón, la aparición de tumores, mejoran el control de la diabetes, y la visión.

Las avellanas aportan proteína, grasas que nos ayudan a bajar el colesterol, calcio, magnesio, hierro y fibra.

Alimento recomendado para la embarazada y el niño por su contenido en ácido fólico.

En definitiva, una ensalada que potencia nuestra salud y que completa el valor nutricional de la comida.

De postre una fruta y un yogur.

Además