Legumbres

Receta de Alubias de Tolosa con oreja de cerdo

Receta de Alubias de Tolosa con oreja de cerdo

Autor: Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano prepara un plato tradicional de alubias de Tolosa cocinadas a fuego suave acompañadas de oreja de cerdo con verduras, guindillas y pan tostado.

Ingredientes (6 personas):
  • 500 gr de alubias de Tolosa
  • 12 guindillas en vinagre
  • 1 oreja de cerdo
  • 12 rebanadas de pan
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1 cabeza de ajos
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de Alubias de Tolosa con oreja de cerdo:

Pon las alubias en una cazuela. Cúbrelas con agua (2 litros) y cuando empiecen a hervir, tapa y déjalas cocer a fuego suave durante 2 horas y media. Cuando estén hechas, remueve la cazuela (sin meter ninguna cuchara) para que el líquido vaya espesando. Sazona y vierte un chorrito de aceite.

Coloca las rebanadas de pan sobre la placa del horno y tuéstalas a 200ºC durante 5-6 minutos. Resérvalas.

Pon a calentar agua en la olla rápida, añade la oreja, una cabeza de ajos, una rama de perejil y una pizca de sal. Cuece la oreja durante 30 minutos aproximadamente. Retira la oreja y pícala en trocitos.

Pela las zanahorias y la cebolleta y pícalas finamente. Pica también el pimiento verde y el puerro (limpio) y pon todas las verduras a pochar en una sartén con aceite. Cuando la verdura coja un poco de color, añade la oreja picada, mezcla bien y saltea el conjunto.

Vierte un chorro de aceite en unos vasitos (de chupito), sazona e introduce las guindillas.

Sirve las alubias y acompáñalas con una porción de verduras y oreja, un par de rebanadas de pan tostado y los vasitos de guindillas. Decora con una hojita de perejil y sirve.

Alubias de Tolosa con oreja de cerdo

Información nutricional de la receta:

Tenemos un ejemplo de plato equilibrado. La ensalada acompañante mejora la presencia de verduras y hortalizas, de manera que la comida cumple las recomendaciones nutricionales que nos indican que la mitad de la comida sea a base de verduras y hortalizas, una cuarta parte sean cereales o legumbres y otra cuarta parte carnes, pescados o huevos.

La oreja de cerdo es una carne rica en colágeno, proteína de difícil digestión. Por este motivo, se recomienda cambiarla por pollo a las personas con digestiones lentas y pesadas.

De postre una rodaja de piña y una infusión digestiva. Para cenar unas verduras con patatas y una tortilla.

Plato del día:

Alubias de Tolosa con oreja de cerdo

MENÚ DIARIO

Comida:

  • Ensalada de roble, pasas y requesón
  • Alubias de tolosa con oreja de cerdo
  • Piña
  • Infusión

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Espolvorear los platos con perejil picado enriquece tu dieta en vitamina C protegiéndote así, de los resfriados típicos del otoño.