Legumbres

Receta de Garbanzos con verduras y morcilla

Ingredientes (4 personas):
  • 300 g de garbanzos
  • 1 morcilla de cebolla
  • 1 cebolla
  • 1/4 de berza
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 30 g de piñones
  • comino
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de Garbanzos con verduras y morcilla:

Pon los garbanzos a remojo desde la víspera. Pon agua a calentar en la olla y cuando empiece a hervir, agrega los garbanzos, la cebolla (pelada y entera) y el comino. Sazona. Cierra la olla y cuece todo durante 20 minutos a partir de que comience a salir el vapor.

Pon la morcilla en una cazuela, cúbrela con agua, añade unas ramitas de perejil y cuécela durante 25-30 minutos a fuego suave. Resérvala caliente.

Tuesta los piñones en una sartén sin aceite con cuidado de que no se quemen. Retíralos a un plato y resérvalos.

Pela y lamina los ajos y ponlos a dorar en una tartera con un chorrito de aceite. Lava y pica la berza en juliana y agrégala. Pela y ralla las zanahorias e incorpóralas. Sazona y rehoga las verduras durante unos 10 minutos aproximadamente.

Agrega los garbanzos escurridos y un poco de perejil picado. Saltéalos brevemente.

Corta la morcilla en 8 trozos y colócalos en la tartera. Esparce los piñones por encima y adorna con una ramita de perejil. Sirve los garbanzos con verduras y morcilla.

Garbanzos con verduras y morcilla

Información nutricional de la receta:

Este plato cumple las recomendaciones diarias de verduras y hortalizas, ya que representan el 65%. También se cumplen las recomendaciones de hidratos de carbono, que suponen el 25% del plato (garbanzos, maíz y pan). Sin embargo, la proteína animal sólo está representada por la morcilla, siendo el 10% del plato.

En la cena comeremos verduras con patatas y pescado cocido.

Es un plato cocinado de manera saludable, recomendado en especial para personas con gran desgaste físico y para hacer frente a los días fríos de invierno. Este plato es de difícil digestión, por lo que es muy acertado añadir los granos de comino a la hora de cocer la berza, sobre todo para las personas con tendencia a padecer de gases.

Cocer la morcilla es una buena manera de eliminar gran parte de su grasa que, además, es una grasa que sube el colesterol. Es una ración moderada por comensal, por lo que no convierte al plato en una comida no recomendable para la salud.

Plato del día:

Garbanzos con verduras y morcilla

MENÚ DIARIO
Comida:

  • Ensalada de escarola, naranja y maíz
  • Garbanzos con verduras y morcilla
  • 60 gr de pan
  • Fruta
  • Yogur

Cena:

  • Pescado al papillote con salteado paisano
  • Pan
  • Fruta
  • Leche

Consejo de la Doctora Telleria:

Un puñado de piñones al día en invierno para fortalecer las defensas y prevenir el estreñimiento.