Pescados y mariscos

Receta de Ventresca de bonito con cebollitas rellenas de melón

Receta de Ventresca de bonito con cebollitas rellenas de melón

Receta de Ventresca de bonito con cebollitas rellenas de melón. Ventresca de bonito asada a la plancha con cebollas gallegas rellenas de un mojo de melón y jengibre.

Los vídeos de Karlos Arguiñano
Sorteo de 5 cestas de Navidad Cocinatis

Ingredientes de la receta de ventresca de bonito con cebollitas rellenas de melón:

  • - Para 2 personas:
  • 400 g de ventresca de bonito
  • 4 cebollitas gallegas
  • 1 rodaja de melón
  • migas de pan duro ralladas
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • pimienta rosa en grano
  • perejil
  • Para el mojo:
  • 100 g de melón
  • 1 g de cáscara de melón rallada
  • 50 g de pistachos pelados
  • media naranja
  • 2 tostadas de pan
  • sal
  • pimienta
  • polvo de jengibre
  • hojas de cilantro
  • Para la salsa:
  • 100 g de melón
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Elaboración de la receta de ventresca de bonito con cebollitas rellenas de melón:

Para el mojo, pela el melón, córtalo en trozos y ponlos en el vaso de la batidora, junto con las tostadas, cilantro picado al gusto, la cáscara de melón rallada, la ralladura de naranja y un chorrito del zumo de la naranja. Salpimienta, agrega los pistachos y una pizca de jengibre y tritura.

Pela y vacía las cebollitas. Haz 4 bolas de melón con ayuda de un sacabolas y rellena las cebollitas. Salpimienta y ásalas en una sartén con un chorrito de aceite, poniendo la parte del melón hacia abajo. Cuando estén hechas por ese lado, dales la vuelta y fríelas por el otro lado. Reserva.

Para la salsa de melón, trocea el melón y pon los trozos en el vaso de la batidora. Salpimienta y añade el aceite. Tritura. Ponlo en un cazo y caliéntalo sin que hierva. Reserva.

Prepara un aceite de perejil. Pon unas hojas de perejil en el vaso de la batidora, añade un buen chorro de aceite y tritura. Reserva.

Corta la ventresca en 4 trozos. Para retirar fácilmente su piel, asa los trozos con la piel hacia abajo en una sartén con un chorrito de aceite. Retíralos de la sartén y quítales la piel con ayuda de un cuchillo. Unta los trozos de ventresca con el mojo y espolvorea por encima las migas de pan. Fríe las tajadas en una sartén con un poco de aceite y unos granos de pimienta rosa.

Sirve la ventresca en un plato llano. Acompaña con las cebollitas y vierte por encima con la salsa de melón. Riega con un chorrito de aceite de perejil y sirve.

Además