Pescados y mariscos

Receta de Lomos de rape con panceta y crema de lechuga

Receta de Lomos de rape con panceta y crema de lechuga

Autor:

Lomos de rape con panceta y crema de lechuga, una exquisita receta de pescado elaborada por el cocinero Karlos Arguiñano.

Ingredientes (4 personas) para la receta Lomos de rape con panceta y crema de lechuga:
  • - Para 4 personas:
  • 1 lomo de rape de 600 gr.
  • 8 lonchas de panceta
  • 1 ó 2 lechugas (dependiendo del tamaño)
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • 2 puñados de arroz
  • 1 l. de caldo de ave
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta negra
  • perejil
Elaboración de la receta Lomos de rape con panceta y crema de lechuga:

Para hacer la crema de lechuga, pela y pica la cebolla y póchala en una sartén con un chorrito de aceite. Separa las hojas de lechuga, lávalas bien, trocéalas y añádelas a la cazuela. Sazona. Vierte el caldo, añade el arroz y cocina durante 15-18 minutos. Tritura con la batidora eléctrica y reserva la crema de lechuga.

Con ayuda de un sacabolas haz bolitas de zanahoria y de patata (también se pueden trocear). Cuece las bolitas en un cazo con agua hirviendo y sal. Escúrrelas y saltéalas en una sartén con un chorrito de aceite. Espolvorea con perejil picado y resérvalas.

Limpia y retira las espinas del rape y saca 8 trozos. Envuelve cada trozo con una loncha de panceta, condimenta con pimienta negra y ensarta un palillo (para que no se deshaga). Dora los trozos de rape en una sartén con un chorrito de aceite.

Cuando estén dorados, colócalos en una bandeja apta para el horno, vierte el vino blanco y hornea a 200º durante 10 minutos.

Sirve la crema de lechuga caliente en el centro del plato y coloca encima un par de trozos de rape. Acompaña con las verduras y decora con una hojita de perejil.

Lomos de rape con panceta y crema de lechuga
Consejo

Se deben elegir los ejemplares de lechugas que presenten hojas firmes, crujientes y de color brillante.

Información nutricional

Estos ingredientes son fáciles de masticar y digerir por lo que están indicados especialmente para niños y personas mayores.

La grasa del jamón ibérico es beneficiosa para la salud, por lo que una buena idea es utilizarlo como sustitutivo de la panceta, por ejemplo. En caso de no disponer de jamón ibérico, valdría el jamón curado sin grasa rico en proteínas.

La lechuga está indicada especialmente para los niños y jóvenes por su riqueza en vitaminas y minerales, muy importantes para el crecimiento. Además estimula el apetito.

Una curiosidad, el jugo de la lechuga proporciona calma y sueño apacible a los nerviosos.