Pescados y mariscos

Receta de Boquerones en vinagre

Receta de Boquerones en vinagre

Autor: Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano explica cómo preparar boquerones o anchoas en vinagre y las acompaña con patatas chips crujientes y aceitunas rellenas.

Ingredientes (6 personas):
  • 1 kg de anchoas
  • 2 patatas
  • 40 aceitunas rellenas
  • 3 dientes de ajo
  • 400 ml de vinagre de vino blanco
  • 100 ml de agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
Elaboración de la receta de Boquerones en vinagre:

Limpia las anchoas retirando la cabeza y eliminando bien las vísceras y espina central. Congélalas durante 48 horas.

Descongela las anchoas y colócalas en un recipiente con la piel hacia abajo. Sazona. Mezcla el vinagre y el agua, cubre las anchoas y déjalas marinando durante 2-4 horas.

Escúrrelas bien. Pela y pica los ajos finamente y repártelos sobre las anchoas. Cúbrelas con aceite de oliva virgen extra, espolvorea con perejil picado y deja macerar.

Pela las patatas y córtalas en lonchas finas con ayuda de una mandolina. Ponlas a remojo en un bol con agua para que suelten el almidón y no se peguen entre sí durante la fritura. Escúrrelas bien y sécalas con papel de cocina.

Pon abundante aceite a calentar en una sartén. Agrega las patatas y fríelas a fuego no muy fuerte. Escúrrelas sobre un plato forrado con papel absorbente de cocina. Sazona.

Sirve las anchoas y acompáñalas con las patatas y unas aceitunas rellenas. Decora con una ramita de perejil.

Boquerones en vinagre

Información nutricional de la receta:

La grasa presente en los boquerones nos ayuda a bajar el colesterol y los triglicéridos y nos ayuda a prevenir los trombos en la sangre, siendo un alimento recomendado para todos y en especial para los que tienen problemas de corazón. En esta grasa se encuentran vitaminas necesarias para mantener la piel y los huesos sanos y para tener las defensas en óptimas condiciones. Los boquerones nos aportan proteínas de calidad y minerales como el magnesio, yodo y hierro, minerales necesarios para estar bien física y psicológicamente, ya que nos ayudan a estar con energía y a combatir el decaimiento y la depresión. Para evitar el anisakis se deben limpiar bien las anchoas y eliminar las tripas como en esta receta. Al consumirse crudas, como en este caso, hay que congelarlas a -20ºC durante 24-48 horas. Si las cocinamos bien no es necesario congelarlas.

La ensalada acompañante completa el aporte de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y agua, para que la comida sea equilibrada.

De postre comeremos una fruta y un yogur con nueces.

Plato equilibrado:

50% de vegetales: canónigos, radiccio. Son alimentos que regulan todas las funciones del organismo y aportan sustancias que potencian nuestra salud, ayudándonos a prevenir las enfermedades metabólicas, las cardiovasculares, y las digestivas. Además, al no aportar apenas calorías y por su gran efecto saciante, deben ser los ingredientes más importantes en cantidad de todas las comidas.

25% de hidratos: patata. Aporta hidratos de carbono que nos dan energía para realizar nuestras actividades: la cantidad de hidratos de carbono se ajustará a nuestro gasto energético, de manera que si ingerimos muchos hidratos y somos sedentarios, esa energía que no utilizamos se almacenará en nuestro cuerpo en forma de grasa.

25% de proteínas: anchoas. Las proteínas de origen animal van acompañadas de grasa. Además, un exceso de proteínas en la dieta sobrecarga la función del hígado y del riñón.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Remedio infalible y barato para la celulitis: andar una hora y beber 2 litros de agua o caldos de verdura, todos los días de la semana.