Pescados y mariscos

Receta de Albóndigas de pescado con semillas y salsa suquet

Receta de Albóndigas de pescado con semillas y salsa suquet

Autor: Guty Carvajal

Guty Carvajal prepara unas albóndigas de bacalao, merluza y langostinos con semillas de chía y lino, almendra picada y salsa suquet.

Ingredientes (2 personas):
  • 150 gr de bacalao
  • 150 gr de merluza
  • 17 langostinos
  • 2 dientes de ajo
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 1 cucharada de almendra picada
  • 1 trozo de jengibre
  • 1 trozo de puerro
  • 1/2 l. de fumet
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • cebollino
  • perejil
Elaboración de la receta de Albóndigas de pescado con semillas y salsa suquet:

Pela y limpia los langostinos. Deja 5 langostinos enteros y pica el resto. Utiliza las cáscaras y las cabezas para hacer el fumet.

Pica finamente el pescado y ponlo en un bol. Añade los langostinos picados. Agrega las semillas de chía, la almendra, el puerro finamente picado, el jengibre rallado, el perejil y las semillas de lino trituradas. Salpimienta. Añade el huevo y remueve para que todos los ingredientes se mezclen bien. Dale forma a las albóndigas. Escáldalas en abundante agua hirviendo durante 1 minuto. Reserva.

Lamina los ajos y dóralos en una cazuela con un chorrito de aceite. Retira y escurre sobre papel absorbente.

En el mismo aceite sofríe el tomate triturado. Salpimienta y agrega 3 cazos de fumet. Deja que reduzca la salsa durante un par de minutos. Quítale la espuma.

Incorpora las albóndigas a la salsa y cocínalas a fuego medio durante un minuto. Añade los langostinos enteros y apaga el fuego. Condimenta con cebollino picado.

En un plato hondo coloca las albóndigas con un langostino entero encima, riega con la salsa y acompaña con las láminas de ajo y cebollino picado al gusto.

Albóndigas de pescado con semillas y salsa suquet

Consejo:

Para formar las albóndigas, echa unas gotas de aceite sobre las palmas de las manos y frota para extenderlo. De este modo, no se te pegará la masa en las manos.