Pescados y mariscos

Receta de Calamares con patatas y guisantes

Receta de Calamares con patatas y guisantes

Autor:

Ver el programa completo de: Calamares con patatas y guisantes - Piña con yogur y frambuesas

Karlos Arguiñano elabora una receta de calamares con patatas en la olla rápida y los acompaña con guisantes frescos cocidos.

Ingredientes (4 personas):
  • 2 calamares (grandes)
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 150 gr de guisantes pelados (frescos)
  • 50 ml de brandy
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • 1 hojas de laurel
  • perejil
Elaboración de la receta de Calamares con patatas y guisantes:

Pela y pica los dientes de ajo y la cebolla y dóralos en la olla rápida con un chorrito de aceite. Pelas las patatas, córtalas en lonchas gruesas y añádelas.

Limpia bien los calamares y córtalos en trozos de bocado. Introdúcelos en la olla. Incorpora la hoja de laurel, el brandy y un poquito de agua. Sazona, coloca la tapa y deja cocinar durante 8 minutos a partir de que comience a salir el vapor.

Pasa todo a una cazuela y añade los guisantes. Cuécelos durante 5 minutos, espolvorea con perejil picado y sirve.

Calamares con patatas y guisantes

Información nutricional de la receta:

Es un plato de moderado aporte calórico, pudiendo formar parte de un menú adelgazante, ya que sus ingredientes apenas tienen grasa y además están cocinados con poco aceite.

Además, es un plato nutritivo que aporta proteínas de calidad, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Se recomienda una ración escasa de guisantes para conseguir el plato equilibrado. Hay que tener en cuenta que los guisantes frescos de temporada, como en esta receta, se consideran verdura de primavera, siendo buena fuente de folatos (alimento recomendado para la embarazada), vitamina C y vitamina A, ambas de efecto antioxidante que potencian nuestras defensas frente a todo tipo de enfermedades. Además, los guisantes frescos son ricos en oligosacáridos, un tipo de fibra que facilita el crecimiento de las bacterias beneficiosas del intestino, ayudándonos a prevenir el cáncer de colon. Por este motivo, se considera al guisante fresco como un alimento prebiótico. Por lo tanto, el guisante de primavera es un alimento antioxidante y prebiótico que potencia nuestra salud, y por ello debe ser el ingrediente principal del plato.

En resumen, es una receta adecuada para todos los grupos de edad, y en especial para quienes deben llevar a cabo una dieta baja en calorías y grasas.

De postre comeremos piña con yogur y frambuesas, un postre que mejora el aporte nutricional de la comida, ya que aporta proteínas de calidad, grasas, azúcares, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Plato equilibrado:
  • 50% de vegetales: cebolla, cebolleta, ajos y guisantes
  • 25% de hidratos: patatas
  • 25% de proteínas: calamares
Consejo de la Doctora Telleria:

Se recomiendan los frutos secos al natural. En caso contrario, mejor tostados que fritos y sin sal añadida.