Postres

Receta de Crema catalana con bizcocho y crujiente de caramelo y avellana

Receta de Crema catalana con bizcocho y crujiente de caramelo y avellana

Autor: Eva Arguiñano

Eva Arguiñano prepara un original postre de crema catalana con bizcocho casero y teja crujiente de caramelo y avellana, receta del programa Hoy cocinas tú.

Ingredientes (2 personas):

Para la crema:

  • 3 yemas de huevo
  • 12 g de harina de maíz refinada
  • 75 g azúcar
  • 375 ml leche
  • un trozo de cáscara de limón
  • un trozo de cáscara de naranja
  • unas hojas de menta para decorar

Para el crujiente de caramelo y avellana:

  • 35 g de azúcar
  • 20 g de avellanas tostadas troceadas
  • unas gotas de vinagre
  • agua
  • aceite de girasol

Para el bizcocho:

  • 2 huevos
  • 50 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina
Elaboración de la receta de Crema catalana con bizcocho y crujiente de caramelo y avellana:

Para hacer el bizcocho monta los huevos en un bol con el azúcar con la ayuda de una batidora de varillas. Añade la harina tamizada, espolvoreándola poco a poco y sin dejar de mezclar suavemente con la ayuda de una espátula. Vierte esta mezcla sobre una placa de horno, cubierta con una hoja de papel para el horno y extiéndela con la espátula. Hornea el bizcocho a 180ºC durante 7-8 minutos aproximadamente.

Para hacer la crema catalana, pon la leche a calentar y aromatizar en un cazo con un trocito de cáscara de limón y cáscara de naranja (reserva un poco de leche). Pon en un bol la harina de maíz refinada, el azúcar y la leche que habías reservado. Remueve un poco, incorpora las yemas de huevo y mezcla bien. Cuela la leche aromatizada y viértela en la mezcla anterior. Pon la mezcla de nuevo al fuego y cocina a fuego suave hasta que espese sin dejar de remover.

Corta dos círculos de bizcocho y coloca cada disco en el fondo de los cuencos o copas donde vayas a servir el postre. Vierte encima la crema catalana y deja que se atempere o enfríe.

Para hacer la teja de caramelo, pon a calentar el azúcar en una sartén con unas gotas de vinagre y un chorrito de agua hasta que se diluya. Unta dos trozos de papel de horno con un poco de aceite. Cuando el azúcar empiece a coger un color dorado, retira del fuego y vierte el caramelo sobre el papel engrasado, cúbrelo con otro trozo de papel engrasado y pasa por encima un rodillo de manera que quede lo más fino posible. Rápidamente espolvorea sobre el caramelo las avellanas picadas y deja que se enfríe.

Sirve la crema catalana con unas tejas de caramelo y avellana y decora con unas hojas de menta.

Crema catalana con bizcocho y crujiente de caramelo y avellana