Postres

Receta de Rosco de Reyes

Eva Arguiñano te enseña, paso a paso, cómo preparar tu propio rosco de reyes. Un postre tradicional de navidad para sorprender a todos tus invitados.

Autor: Eva Arguiñano - Cocina Abierta

Ver el programa completo de: Receta de Rosco de Reyes

Tiempo total: 3 horas y 15 minutos

Ingredientes (8 p.):
  • 400 g de harina de fuerza
  • 20 g de levadura fresca de panadero
  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 70 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de leche
  • 100 ml de agua
  • 25 ml de agua de azahar
  • sal
  • 1 cucharada de ron blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • azúcar perlado
  • frutas escarchadas
Elaboración de la receta de rosco de Reyes:

Coloca la harina en un bol. Desmenuza la levadura y añádela. Incorpora una pizca de sal sin que toque la levadura. Añade el azúcar, 1 huevo y mezcla bien.

Mezcla por otro lado la leche con el ron, el agua y el agua de azahar. Viértelos al bol anterior y mezcla. Incorpora la mantequilla a punto de pomada y amasa con la batidora de varillas eléctrica.

Pasa la masa a la encimera y trabájala con ayuda de una espátula de plástico. Colócala en un bol, cúbrela bien para que no le dé el aire y deja que fermente hasta que doble su volumen (aproximadamente 1 hora y media).

Engrásate las manos y coloca la masa sobre una placa de horno forrada con papel de hornear y dale forma de rosco. Engrasa un bol pequeño por fuera y colócalo en el centro (en la parte del agujero). Cubre la masa para que no le dé el aire y deja que fermente durante otros 40 minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, introduce una alubia, unta el rosco con huevo batido y reparte por encima las frutas escarchadas troceadas. Espolvoréalo con el azúcar perlado y hornéalo a 170º C durante 5 minutos. A continuación, sube la temperatura a 190º y hornéalo durante 15 minutos más. Retira el rosco del horno y sirve.

Consejo:

Colocamos el bol en la parte central del rosco para mantener el agujero, ya que con el calor algunas veces la masa tiende a cerrarse.

Rosco de Reyes

Información nutricional de la receta:

De postre una fruta y un trozo de ROSCO acompañado de un vaso de leche. El rosco, se trata de un postre energético ya que aporta azúcar, harina y mantequilla, de manera que incrementa el aporte calórico de la comida.

Es cierto que mejora el valor nutritivo de la comida al aportar proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales, vitaminas y antioxidantes.

Se trata de un postre con valor calórico moderado, que incluso lo podemos reducir si utilizamos menos mantequilla y azúcar a la hora de elaborarlo.

Los diabéticosoptarán por harina integral para reducir con la presencia de la fibra el paso de azúcar a la sangre.

Este efecto también lo conseguimos si el rosco se come después de una comida, ya que así se mezcla en el estómago con el resto de los alimentos.

Si lo comemos entre horas, siempre acompañado de un vaso de leche ya que sus proteínas también reducen el índice glucémico del rosco y porque el efecto saciante del vaso de leche nos ayudará a ser moderados con el tamaño de la ración.

En la cena arroz con pescado, plato de fácil digestión para mejorar el estado digestivo.

Además