Recetas de pan

Cada pan es un mundo

Cada pan es un mundo

Autor: Hogarmania

¿Te gusta el pan? Es uno de los alimentos imprescindibles en la gastronomía de todo el mundo. Repasamos algunos de los mejores panes a nivel mundial.

En España el pan es un alimento indispensable en la mesa a la hora de las comidas porque, ¿qué son unos callos sin mojar su salsa? Pero esta tradición no la tenemos solo en España, cada rincón del mundo tiene su propio “pan para los callos”. Os los contamos a continuación de la mano de Pan Cada Día:

Hogaza – España (gallego)

Este tipo de pan resume la quinta esencia del pan español. Está presente en la literatura y la pintura, sobre todo en el Siglo de Oro, lo que le otorga cierto valor simbólico. Se trata de una pieza de pan rústico de gran tamaño y forma generalmente redonda. Se puede elaborar con harina de centeno o de trigo o con mezclas. Sin duda es una opción muy sabrosa y sana ya que es un alimento rico en vitaminas, fibra, hierro y nutrientes de diversos tipos. También es bueno para el tránsito intestinal gracias al centeno.

Knäckebröd – Escandinavia (vikingos)

Nos movemos al norte, concretamente a la región de Escandinavia, para comer el Knäckebröd, un pan muy apreciado por los vikingos. Su tonalidad oscura, su forma plana y una textura crujiente convierten a este pan en un alimento típico de la gastronomía sueca. Debido a su ingrediente principal, el centeno, es una variedad de pan muy saludable. Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la gastritis y fortalece el sistema inmunológico. Por ello, es un pan muy recomendable para sustituir al típico pan de untar como pueden ser los crackers o las regañás.

Knäckebröd

Bagel – EE.UU.

Donut parece, bagel es. Este pan con forma de rosca con su agujero característico ha adquirido en los últimos años bastante popularidad en países como Estados Unidos y Canadá y algunos países europeos como el Reino Unido. En España también nos hemos apuntado a la moda del bagel y está bastante extendido su consumo en muchos restaurantes. Al no estar hecho de huevos ni margarina, solo a base de una harina de alta proteína, es el perfecto sustituto de panes más calóricos.

Pan de queso – Brasil

El origen de este pequeño manjar proviene de las regiones brasileñas de Goias y Minas Gerais, aunque cuenta la leyenda que su receta original pertenece al siglo XVIII. Durante esa época gran parte de la población comenzó a cocinar la harina de yuca hasta convertirla en uno de los ingredientes más populares de la cocina del país. Pero no fue hasta años después, cuando la sobrecarga de productos lácteos hizo que los dos ingredientes bases de este tipo de pan, la harina de yuca y el queso, se cruzaron creando esta pequeña delicia. Su ingrediente principal, la yuca, aporta grandes beneficios para la salud: es rica en ácido fólico, perfecto para embarazadas; antioxidante natural; bajo en grasas e hidratos de carbono y un potente digestivo.

Pan de queso

Mantou – China

Hoy en día, el Mantou es conocido como panecillos chinos al vapor, y se sirve en los platos del norte de China. Se trata de un pan muy esponjoso, suave, dulce, y con una elaboración simple al tratarse de trigo, agua y levaduras, que posee idénticas cualidades nutricionales que el pan blanco propio de occidente. Lo bueno de este pan es que, gracias a que se hace mediante vapor, contiene menos grasa que otros panes y, además, conserva muchas más cualidades de sus ingredientes principales.

Pan de Pita – Turquía

Los orígenes del pan de Pita se remontan al medio oriente, Grecia, India o África, donde era usado como tenedor para llevarse la comida a la boca o como base para incluir otro tipo de alimentos. Aunque lo conozcamos como Pita, su nombre en países como Turquía o Arabia es el de “pide” o “khubz”. Es una gran fuente de fibra y tiene un alto aporte energético. Además, debido a su manera de uso, se necesita menos cantidad de pan que si nos hiciésemos, por ejemplo, un sándwich.

¿Cuál os llama más la atención? Lo que sabemos es que, sea el pan que sea, ¡seguro que estará para chuparse los dedos! Tendremos que viajar para probarlos todos.

Pan Cada Día

Cada pan es un mundo