Sopas y cremas

Receta de Crema de remolacha, zanahoria y almendra

Receta de Crema de remolacha, zanahoria y almendra

Autor: Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano presenta una original crema de remolacha, zanahoria, almendra y cebolla decorada con crema agria, almendras tostadas y germinados de alfalfa, un plato vegetariano y saludable.

Ingredientes (6 personas):
  • 4 remolachas
  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 75 g de almendras molida
  • 25 g de almendra laminada
  • un chorrito de zumo de limón
  • 15 g de germinados de alfalfa
  • 75 g de crema agria
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
Elaboración de la receta de Crema de remolacha, zanahoria y almendra:

Pon a calentar una sartén, agrega las almendras y tuéstalas un poco. Reserva.

Pela y pica las cebollas en dados y ponlas a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Sazona.

Pela y trocea las remolachas y las zanahorias y añádelas. Agrega también la almendra molida y el zumo de limón. Pon a punto de sal, cubre con agua y deja cocer durante 30 minutos. Tritura.

Sirve la crema, añade un poco de crema agria, las almendras tostadas y germinados de alfalfa.

Información nutricional de la receta:

Este plato es una excelente fuente de agua, vitaminas, minerales y antioxidantes. Puede servir de cóctel vitamínico para compensar los excesos dietéticos tras una comida o una cena copiosa. Esta crema sacia y entona el estómago, es fácil de digerir y contribuyen a hidratar nuestro organismo.

Además, es un plato revitalizante dada la concentración de vitaminas y minerales, siendo un plato recomendado después de una práctica deportiva intensa para reponer agua y minerales y para favorecer la rápida recuperación después del esfuerzo físico.

Esta crema resulta una alternativa interesante para que quienes tienen dificultades de masticación se beneficien de las propiedades nutritivas de estas hortalizas.

Es una receta ligera, con un valor calórico moderado.

La zanahoria es una hortaliza buena para la piel y la visión.

La remolacha destaca por su contenido en ácido fólico, vitaminas B1, B2, B3 y B6, y es buena fuente de potasio, magnesio y yodo.

Hay que añadir el efecto antioxidante de los compuestos azufrados presentes en la cebolla que nos ayudan entre otras cosas, a prevenir el cáncer.

Las almendras mejoran el aporte de proteínas y grasas, siendo unas grasas beneficiosas para el corazón. Además son la mejor fuente vegetal de calcio y nos aportan vitamina E de efecto antioxidante. Es un alimento recomendado para la embrazada por su contenido en ácido fólico, necesario para evitar malformaciones fetales.

Si se quita la crema agria, esta receta resulta más adecuada en caso de exceso de peso y personas con altos niveles de colesterol.

Al añadir el zumo de limón potenciamos el efecto antioxidante de la crema.

Esta crema es muy acertada para acompañar al postre de bizcochitos de leche condensada, avellanas y pasas.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Un licuado de remolacha, zanahoria y zumo de limón en el desayuno para potenciar nuestras defensas.