Sopas y cremas

Receta de Crema de puerros con bolitas de calabaza

Karlos Arguiñano prepara una receta de crema de puerros, hinojo y patatas con bolitas de calabaza y picatostes de pan, un plato apto para vegetarianos y veganos.

Sorteo de moldes para gofres en Cocinatis

Ingredientes (4 personas):

  • 6 puerros
  • 2 patatas
  • 1/2 hinojo
  • 3 rebanadas de pan
  • 200 g de calabaza
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • 2 ramas de romero
  • perejil

Elaboración de la receta de Crema de puerros con bolitas de calabaza:

Limpia los puerros, pica y ponlos a rehogar en una cazuela con un chorrito de aceite. Agrega el hinojo troceado. Pela las patatas, casca y añádelas. Rehoga todo.

Cubre con abundante agua, salpimienta y cuece todo durante 20 minutos. Tritura y si hiciera falta, cuela el puré.

Con ayuda de un sacabolas saca bolitas de la calabaza. Colócalas en una cazuelita con agua hirviendo y las ramas de romero y cuécelas durante 4-5 minutos.

Corta el pan en daditos y fríelos en una sartén con un aceite. Escúrrelos sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve la crema y acompáñala con las bolitas de calabaza y los daditos de pan. Espolvorea con perejil picado.

Crema de puerros con bolitas de calabaza

Información nutricional de la receta:

Es un plato con un contenido graso muy pequeño y alto en fibra (lo que le da un gran poder saciante), siendo un plato típico de un menú adelgazante.

Además, aporta vitaminas A, E y C, vitaminas de efecto antioxidante que potencian nuestras defensas en los meses fríos de invierno.

Se trata de un plato con efecto diurético, recomendado para personas con problemas de retención de líquidos e hipertensas.

La patata aporta carbohidratos de absorción lenta, proteínas, calcio, magnesio, fósforo y vitaminas B3, B9, C y K, dándonos energía para realizar nuestras actividades diarias.

Esta receta está cocinada de una forma saludable, utilizando la cocción en agua y utilizando aceite de oliva, rico en ácido oleico que baja el colesterol y en antioxidantes como la vitamina E, que ralentizan el proceso de envejecimiento. En definitiva, es una receta saludable, que tomada caliente nos ayudará a hacer frente al intenso frío de este invierno.

De postre comeremos manzana, avena y almendra acompañado de un vaso de leche. Es un postre sano y nutritivo recomendado para todos, ya que nos aporta fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes, azucares, grasas y proteínas.

EL MENÚ DE LA NUTRICIONISTA

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

Se recomienda tomar copos de avena en el desayuno para controlar el colesterol.

Además