Sopas y cremas

Receta de Crema de tomate con cortezas de cerdo

Receta de Crema de tomate con cortezas de cerdo

Karlos Arguiñano elabora una receta de crema de tomate con bolitas de queso de cabra a las hierbas provenzales y cortezas de cerdo crujientes.

Los vdeos de Karlos Arguiano

Ingredientes (4 personas):

  • 2 kg de tomate pera
  • 12 cortezas de cerdo
  • 150 g de queso de cabra
  • 50 g de queso de untar
  • hierbas provenzales
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil

Elaboración de la receta de Crema de tomate con cortezas de cerdo:

Lava los tomates, córtalos por la mitad y colócalos en la bandeja del horno. Sazona y riégalos con un chorrito de aceite. Ásalos a 190ºC durante 30 minutos. Pasa los tomates a un vaso batidor junto con el jugo que hayan soltado. Tritura bien con la batidora eléctrica, cuela la crema y ponla a calentar.

Retira la corteza del queso de cabra y desmenúzalo en un bol. Agrega el queso de untar y las hierbas provenzales. Mezcla bien con la batidora de varillas. Tapa el bol con film de cocina e introdúcelo en el frigorífico para que se enfríe. Retira el queso del frigorífico y forma bolitas.

Pon aceite a calentar en una sartén. Cuando esté bien caliente, agrega las cortezas de cerdo. Fríelas hasta que se inflen y escúrrelas sobre un plato forrado con papel absorbente de cocina.

Sirve la crema de tomate, coloca encima unas bolitas de queso y unas cortezas de cerdo crujientes. Adorna con perejil picado.

Crema de tomate con cortezas de cerdo

Información nutricional de la receta:

El ingrediente principal es el tomate, hortaliza que aporta antioxidantes, fibra, minerales, vitaminas y agua.

Habrá que acompañar el plato con una buena ración de pan por comensal para mejorar el aporte de hidratos de carbono.

El queso de cabra es un queso muy nutritivo y que se digiere con facilidad, recomendado en especial para los intolerantes a la lactosa.

El postre incrementa considerablemente el aporte calórico de la comida, de manera que seremos moderados con el tamaño de la ración y para ello primero comeremos una fruta y acompañaremos los buñuelos con una infusión.

Para cenar, unas legumbres con verduras, para mejorar el aporte de proteínas vegetales, escasas en la comida.

Al hacer 2 frituras en la comida y haber otras grasas, provenientes del queso y de la mantequilla en la comida, trataremos de utilizar la menor cantidad de aceite para hacer las legumbres de la noche.

Plato del día:

Crema de tomate con cortezas de cerdo

MENÚ DIARIO

Comida:

Cena:

Consejo de la Doctora Telleria:

La leche de cabra se digiere con facilidad, recomendada para personas con estómagos delicados.

Además