Brackets de Zafiro: Solución para Ocultar tu Ortodoncia

Descripción
Los brackets de zafiro son uno de los tratamientos de ortodoncia que más crecimiento han tenido los últimos años por sus ventajas para mimetizarse con el color de los dientes y así disimular la ortodoncia del paciente. ¿Te interesa el tema? pues sigue leyendo. ;)
Muchas personas están preocupadas por el hecho de tener algún problema en sus dentaduras que requiera el uso de ortodoncia. A pocos les hace gracia la idea de tener que llevar un aparato dental durante casi 2 años media, con todas las molestias que eso supone. Pero para muchos el mayor problema de llevar aparato es el golpe que sus brackets pueden provocar a su imagen.

Para reducir ese impacto a la apariencia y mejorar la seguridad en sí mismo del paciente, surgieron los brackets de zafiro. Estos brackets son incoloros, por lo que a simple vista pueden pasar totalmente desapercibidos a no ser que nos fijemos con atención. Esta característica hace que cuando los brackets de zafiro están colocados en los dientes se mimeticen perfectamente con cada pieza dental y su color. No son blancos, sino que simplemente se transparentan dejando ver el color natural del diente.

El cristal de zafiro es un mineral precioso de gran dureza, por lo que la resistencia de estos brackets está garantizada y no se nota diferencia respecto a los metálicos en este aspecto. Además, el zafiro mantiene su "color" con facilidad, por lo que los brackets de zafiro no se van a teñir ni volver amarillos como sí puede ocurrir con otros tipos de brackets.

Otra de las ventajas de esta técnica es que se puede combinar con el uso de arcos metálicos blancos en los casos que el dentista así lo crea oportuno. Esto se debe a que estos arcos están recubiertos de teflón y este material hace que aumente la fricción con los brackets y se dificulte la aplicación de las fuerzas necesarias para que el tratamiento avance. Por eso debe ser el dentista el encargado de valorar si es adecuado o no usar arcos metálicos blancos. En el caso de que se pueda usar, el efecto junto a los brackets de zafiro será espectacular.

Además se combina el tratamiento con ligaduras incoloras (es decir, las gomas que unen los brackets al arco, por lo que la imagen global del aparato es sencillamente genial.

Una de las pegas de los brackets de zafiro es el precio, ya que son algo más caros que los brackets convencionales. Además, aunque no se tiñen requieren cuidados constantes de cepillado e higiene para eliminar restos de comidas y bebidas que puedan quedar acumulados entre las partes del aparato y cuidar que las gomas no pierdan su color, pues estas sí que lo pueden modificar.

Para más información, aquí debajo tienes la fuente del artículo.
Tags relacionados: