Todo sobre la Radiofrecuencia Facial

Todo sobre la Radiofrecuencia Facial

Descubre qué es, cómo funciona y qué beneficios tiene la radiofrecuencia facial como tratamiento innovador para la lucha contra las arrugas y la flacidez del rostro.
La radiofrecuencia es un tratamiento revolucionario que reafirma, tensa y levanta la piel, todo ello sin tener que pasar por el quirófano. El tratamiento no es invasivo, por lo que es ideal para aquellos que no quieren o no no se sienten suficientemente preparados para procedimientos quirúrgicos.
Utilizada por muchísimas celebrities como Amanda Holden y Mel B, la radiofrecuencia está ganando adeptos y pronto podría reemplazar al Botox™ como el eliminador de arrugas favorito.
A diferencia de otros tratamientos de "estiramiento facial no quirúrgico" que hay en el mercado, la radiofrecuencia facial lo que hace es estimular la renovación natural de colágeno de la propia piel, lo que resulta en una piel más lisa, firme y de aspecto más joven.
Y lo mejor es que la radiofrecuencia ofrece resultados increíbles desde el primer tratamiento.
El tratamiento es adecuado para todo el mundo, especialmente para aquellos que buscan tratar las arrugas,  las líneas finas y/o el exceso de piel.
¿Cómo funciona el tratamiento de radiofrecuencia?
La radiofrecuencia es un tratamiento que consiste en la aplicación de un gel conductor y una varita caliente que pasa sobre la piel en movimientos circulares de barrido.
 La varita calienta suavemente los niveles inferiores de la piel a aproximadamente 40° C. Esto “engaña” al cerebro para que piense que ha habido una lesión y estimula la zona mandando una respuesta de curación.
Esto a su vez causa un aumento en la producción de colágeno y el endurecimiento de las fibras de elastina. El estiramiento de las fibras de elastina es instantáneo, lo que significa que la piel aparece más tensa y firme desde el primer tratamiento. El calor suave también promueve la reducción de células grasas.
Se recomienda someterse un ciclo de 6 sesiones para conseguir unos resultados óptimos. Lo ideal es realizarse 2 tratamientos por semana durante 3 semanas. Después de terminar dicho ciclo, se recomienda realizarse una sesión de mantenimiento cada 4-6 semanas.
Continuarás viendo los resultados hasta 3 meses después de que el tratamiento haya terminado. Esto es completamente normal ya que al colágeno puede llevarle su tiempo reproducirse. Los resultados de la radiofrecuencia pueden durar hasta 2 años.
Los beneficios del tratamiento de radiofrecuencia
Tensar, reafirmar y levantar.
Un ciclo de tratamientos de radiofrecuencia facial ayudará a levantar, reafirmar y tensar la piel. La radiofrecuencia estimula la propia capacidad de la piel para producir colágeno y elastina.
Rápido e indoloro
La radiofrecuencia es rápida, indolora y cómoda. Produce inmediatamente una piel más firme y de aspecto más joven, todo ello sin el coste y el dolor de los procedimientos estéticos que prometen resultados similares como es el caso del lifting con cirugía.
Uno de los tratamientos favoritos de los famosos
Los resultados fantásticos que proporciona la radiofrecuencia facial han hecho de este tratamiento uno de los más demandados por las celebridades. Personas como Kylie Minogue,  Mel B. o Amanda Holden, entre otras muchas, prefieren este tratamiento a los inyectables.
¿Qué trata la radiofrecuencia?
La radiofrecuencia se ha utilizado durante muchos años en el campo médico para ayudar a curar fracturas óseas. De forma un poco accidental descubrieron que se podía usar para mucho más. Consulta con tu clínica o centro de estética más cercano para averiguar lo que la radiofrecuencia puede hacer por ti.
La mayoría de la gente cree que la radiofrecuencia es sólo un tratamiento facial, pero ese no así. Se puede usar también para tratar un gran número de áreas y condiciones del cuerpo. Entonces, ¿qué trata la radiofrecuencia?
Las áreas comunes de tratamiento incluyen:
- Alrededor de los ojos
- Cara
- Papada
- Cuello
- Escote
- Abdomen
Preguntas Frecuentes
¿Cuáles son los beneficios de la RF sobre otros tratamientos?
- No es invasivo; ¡sin agujas ni cuchillos!
- No hay tiempo de inactividad después del tratamiento, lo que significa que puede volver directamente a su día.
- Utiliza las habilidades curativas naturales del propio cuerpo para obtener resultados
- El tratamiento es indoloro
- Ayuda con el tono muscular - Los inyectables y rellenos pueden realmente dañar y reducir el tono muscular. La radiofrecuencia en realidad mejora el tono muscular, lo que significa que es mejor para usted a largo plazo.
- Resultados de larga duración - mientras que los resultados inyectables y de relleno pueden durar alrededor de 3-4 meses, las mejoras con la radiofrecuencia se pueden ver hasta por 3 meses con resultados que duran hasta 2 años.
¿Cuánto tardaré en ver los resultados?
Verás los resultados desde el primer tratamiento. Es progresivo, así que seguirás viendo resultados aún mejores después de cada tratamiento. Una vez finalizado, podrás seguir comprobando los resultados durante un máximo de 3 meses.
¿Qué zonas se pueden tratar?
La radiofrecuencia es efectiva en la mayoría de las áreas de la cara y el cuerpo con piel floja o flácida. La cara y el cuello son las zonas de tratamiento más populares, sin embargo, la radiofrecuencia también se puede utilizar en el estómago, los brazos, los muslos y las caderas, por nombrar algunos.
¿Es un tratamiento doloroso?
El tratamiento debe sentirse muy caliente en la piel pero sin que llegue a ser doloroso. La mayoría de las personas encuentran el tratamiento muy agradable y relajante. El especialista en belleza siempre te pedirá tu opinión para asegurarse de que el tratamiento sea agradable y no resulte incómodo.
¿Existen efectos secundarios en el tratamiento?
Después del tratamiento, la piel puede sentirse tirante y con un leve enrojecimiento. Por lo tanto, es muy importante usar una buena crema hidratante. Estos efectos normalmente desaparecen a las 36 horas de haberse realizado el tratamiento.
He sufrido de reacciones a otros tratamientos faciales, ¿será lo mismo con la radiofrecuencia?
En este tratamiento se utiliza un gel estéril para mejorar el contacto con la piel. El gel es ampliamente utilizado en la industria médica y no se conoce que tenga propiedades alergénicas. Sin embargo, en la clínica o centro de estética te deberían realizar una prueba de parche en el área a tratar antes de comenzar un curso completo de tratamiento.