Lo que debes de saber del jabón

Lo que debes de saber del jabón
Todos hemos utilizado jabón en más de una ocasión, pues es un elemento esencial para mantener...
Todos hemos utilizado jabón en más de una ocasión, pues es un elemento esencial para mantener limpio nuestro cuerpo, nuestra ropa, nuestro hogar y utensilios de trabajo entre otras cosas. Hoy en día podemos encontrar diversas presentaciones físicas del jabón: jabones líquidos, en polvo, en barra, en espuma, incluso existen jabones en aerosol para uso industrial.

Podríamos seguir mencionando la infinidad de jabones que podemos encontrar en el mercado y sus diversos usos, pero esta vez te queremos hablar sobre los orígenes del jabón, de cómo y de dónde se originó.

El jabón ha sido un producto que se ha ido transformando conforme ha pasado el tiempo, de tal manera que se ha industrializado y cambiado sus usos de diversas maneras.


Historia del jabón

Como todo en la historia humana tiene un inicio, también lo tiene el jabón. Como ocurre en muchos productos de uso cotidiano, no se tiene muy claro ni cómo ni cuándo se creó. Según algunos historiadores, la historia del jabón podría iniciar alrededor del segundo milenio antes de la era común, aproximadamente hace unos tres mil años.

La cultura egipcia tenía su jabón de uso personal a partir de carbonato potásico y sosa, mientras que su ropa la mantenían limpia con raíces de plantas como la saponaria e incluso recurrieron a la orina descompuesta, así obtenían el amoniaco.

En realidad son varias las culturas que han creado su propia historia del jabón. Tal es el caso que el mundo mediterráneo empleaban el aceite de oliva, utilizaban el mismo con el que cocinaban para lavarse el cuerpo. El "jabón antiguo" se obtenía de las cenizas procedentes de la madera del arce, estas cenizas se mezclaban con el aceite de oliva, sosa, grasa animal y cal.

Muchos han mencionado que los romanos fueron los primeros en utilizar el jabón y quienes encontraron la manera de limpiar sus cuerpos con innovadoras formas de utilizar las cenizas, plantas, etc. Sin embargo, como hemos podido ver, los romanos no fueron los primeros en buscar la manera de asear su cuerpo, pero sí fueron quiénes encontraron la manera de hacerlo con la mezcla de piedra pómez y aceite.

Los fenicios fueron conocidos por ser los comerciantes más activos del mundo antiguo, ellos se encargaron de cambiar la dirección de la historia del jabón. Además, fueron quienes trajeron el jabón a Occidente aproximadamente hacia el 1000 A.C. Lo mejor de todo fue que no sólo comerciaban con el jabón como producto, sino que también pusieron a disposición sus métodos de elaboración.

Los germanos y los celtas utilizaban grasa de cabra y cenizas de abedul. Según algunos historiadores, estos pueblos eran considerados como los pioneros del jabón multifuncional ya que utilizaban la combinación de de grasa de jabalí y cenizas para teñir su cabello.