6 Consejos para conseguir las mejores fotos en tu boda

Descripción
Todo el empeño en la calidad y belleza de las fotografías no es por egocentrismo, sino por la certeza de que esas imágenes serán el testimonio de un evento sin igual.
Buscar experiencia
Si queremos grandes resultados, debemos de contar con grandes profesionales y por ello debemos de buscar a personas especializadas y con trayectoria.
Existen muchos profesionales con credenciales impecables que presentan sus trabajos por medio de catálogos web. Solo se necesita algo de tiempo y dedicación para elegir el mejor fotógrafo de bodas.
Ser de mente abierta
Las parejas son únicas e irrepetibles. Pero los profesionales también tienen su propio estilo. Por ejemplo podríamos optar por un estilo tipo documental en el que se puedan plasmar cada uno de los momentos vividos el día de vuestra boda, pero si estamos estancados en las fotografías de pose tradicionales es probable que nos cueste disfrutar el momento.
Por eso, hay que comprender que los protagonistas de este día son los novios y disfrutar esa atención. Ser el foco central, por lo que la participación activa de ambos es fundamental para que el trabajo final sea el mejor.
Otra cosa que se debe tener presente es una conversación previa con el fotógrafo a contratar para aclarar que es lo que nos gusta.
La inspiración
La fotografía es un trabajo artístico, no mecánico. La inspiración ha de estar presente al lado de la técnica. Una imagen fotográfica dependerá de la creatividad de quien maneje la cámara para mezclar la realidad con la inspiración y dar la perspectiva distinta que la pareja merece.
Pre boda
Este tipo de sesiones fotográficas no pueden faltar ya que esta es una excelente forma de hacer un contacto directo con el fotógrafo. Además, es uno de los momentos más íntimos y especiales que los novios viven antes de la ceremonia.
El pre boda es de hecho, tranquilizador para muchos. Les recuerda a los próximos esposos que deben centrarse en el otro y no en la fiesta o la ceremonia. Los conecta y sella momentos sublimes que pueden disfrutar hijos y nietos en el futuro.
Acompañamiento
Algunas de las fotos que suele valorar más la novia son las que se realizan al momento de arreglarse, cuando la están maquillando o al momento en que su madre les da un abrazo espontáneo antes de colocarse el vestido.
En estas etapas, la atención está tan dispersa que el fotógrafo aprovecha momentos auténticos fuera de pose que muchas se sorprenden al ver en imágenes.
Post boda
El pos boda es todo lo contrario. Ya ha bajado toda la tensión del pre y la pareja se concentra en disfrutar el momento al máximo. Las fotos del post boda, son de lo más divertidas y en muchos casos constituyen el verdadero comienzo de la luna de miel.
Este tipo de paquetes permiten vivir al máximo cada momento de la boda y extender lo más posible la magia de esos días. Es un lujo que muchos se darán solo una vez en la vida; así que hay que hacerlo con gusto.
Todo el empeño en la calidad y belleza de las fotografías no es por egocentrismo, sino por la certeza de que esas imágenes serán el testimonio de un evento sin igual.
Tags relacionados: