¿Cómo combinar tu perfume con tu estilo casual?

Descripción
Las vestimenta evoca miradas y atención, pero el perfume... el perfume provoca suspiros largos y profundos, si combinas ambas, la escena estará puesta, será tu momento de brillar. Pero, ¿cómo combinarlos? Y es que, ¿en realidad hay que prestarle atención a esto? Bueno, quizás no es algo indispensable; no obstante, claro que es un 'plus' a la hora de causar una buena impresión y un excelente recuerdo. En este post te explicamos brevemente cómo combinar aroma e imagen, una combinación matadora.
1. Define tu estilo: Por supuesto, lo primero será definir tanto nuestro estilo de personalidad y nuestro toque de la moda para poder empezar a evaluar el tipo de perfume que usaremos. Define tu estilo: apasionado, romántico, simpático, aventurero, extremo, elegante, extravagante, gótico, etc., lo importante es que no tengas un embrollo.

2. Decide tu objetivo: Siempre que salimos tenemos un objetivo, quizás uno más importante que otro. Bueno, bien sea tener como objetivo conquistar, seducir o generar relaciones públicas importantes, debemos definirlo si es posible hacerlo, porque sabemos que muchas veces se suscitan eventos improvistos que escapan de nuestra planificación previa. Antes que todo, si vas a generar una buena impresión o seducir preocúpate por el aroma y su duración, no empieces a parlotear sobre la marca o el precio, pues ello solo puede denotar arrogancia.

3. Define el perfume: Este paso era más que obvio y no, no es contenido burdo, creéme. Ahora vamos a saber qué tipos de perfumes combinan perfectamente con el estilo que escogiste y la ocasión. A continuación te dejo una pequeña tabla imaginaria donde te explico con qué estilos hacen juego las diversas familias de fragancias:

Amaderados - Elegancia y masculinidad
Asiáticos - Pasión y romance
Florales - Femeninos y divertidos
Frutales - Divertidos y aventureros

Estas familias son las principales y para poder definir qué tipo quieres debes asimilarlo con tu estilo.
Tags relacionados: