Aceitunas rellenas de gelatina de vermut y aceitunas rellenas de gelatina de cerveza

Aceitunas rellenas de gelatina de vermut y aceitunas rellenas de gelatina de cerveza
Este es un aperitivo muy fácil y muy molón que deja encantado a todo el mundo que las prueba. Además, parece tal cual de alta cocina.
Ingredientes

Para las de vermut:

  • 80 gr. de vermut 
  • 20 gr. de zumo de naranja natural 
  • 1,5 gr. de agar-agar 
  • 16 aceitunas sin hueso (grandes sin rellenar, verdes o negras) al gusto (el número dependerá del tamaño de las aceitunas) 

Para las de cerveza: 

  • 80 gr. de cerveza que se habrá tenido abierta desde el día anterior para que pierda el gas
  • 20 gr. de zumo de limón natural 
  • 1,5 gr. de agar-agar 
  • 16 aceitunas sin hueso (grandes sin rellenar, verdes o negras) al gusto (el número dependerá del tamaño de las aceitunas)
Elaboración
Se hacen exactamente igual las de cerveza que las de vermut. Se mezclan el zumo, la bebida y el agar-agar y se calientan removiendo bien hasta que hierva. Se retira y se llena un biberón, una jeringuilla o lo que a vosotros os sea más cómodo, yo lo hago con un biberón.

Es importante lo de remover unos minutos para que el agar-agar se disuelva e integre bien. Para rellenar las aceitunas es importante tener dos cosas en cuenta: el agar-agar solidifica al enfriarse, y las aceitunas tiene un agujero que hace que se salga el líquido, así que hay que trabajar con cuidado.

Yo pongo las aceitunas todas juntas en un recipiente, haciendo que se sujeten unas con otras quedando en vertical, y este lo coloco sobre hielo, para que al echar la mezcla se vaya enfriando, al principio se os irá algo del líquido, pero irá espesando poco a poco.

Cuando estén llenas se meten en la nevera para que solidifiquen del todo. Cuando se hayan enfriado, habrá gelatina en el fondo, pero las aceitunas se sacarán bien y listas para presentar. Y por cierto esa gelatina que queda en el fondo es perfectamente comestible.

Esta mezcla se separa del fuego justo al hervir, así que no da tiempo al alcohol a reducirse como en otras elaboraciones, por lo tanto no es un aperitivo apto para menores o personas con intolerancia al alcohol, aunque se las podéis rellenar solo con gelatina de naranja o limón con azúcar.