Cáscara de sandía encurtida

Hoy te enseño a preparar cáscara de sandía encurtida, una forma de sacarle el máximo provecho a esta fruta de verano. El resultado es similar al pepino, pero más crujiente, y con todo el sabor de un buen encurtido casero. El resultado es similar al pepino, pero más crujiente, y con todo el sabor de un buen encurtido casero.

Ingredientes

  • 175 gr. de cáscara de sandía 
  • 165 ml. de agua fría 
  • 85 ml. de vinagre de vino blanco o vinagre de manzana 
  • 12 gramos de azúcar 
  • 3 gr. de sal

Elaboración

-Retirar la piel exterior de la cáscara de sandía y cortar en trozos pequeños.

-Calentar en un cazo el agua junto con el vinagre de vino blanco, el azúcar y la sal.

-Cuando esté a punto de hervir, añadir la cáscara de sandía, apagar el fuego y dejar enfriar dentro del cazo.

-Una vez fría, poner la cáscara de sandía en un recipiente de cristal, añadir el líquido del encurtido hasta cubrir por completo la cáscara de sandía y conservar en la nevera.