Croquetas de jamón - ¡Muy cremosas!

Croquetas de jamón - ¡Muy cremosas!
Si hay un plato que gusta a todo el mundo, junto con la tortilla de patata, son las croquetas.
Ingredientes

Ingredientes:

200 gramos de jamón serrano en taquitos

50 gramos de aceite de oliva

30 gramos de cebolla

150 gramos de harina normal, la de todo uso

500 gramos de leche (preferiblemente entera, pero las podéis hacer con semidesnatada)

100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Sal al gusto (poquita si son de jamón)

Opcional: nuez moscada y pimienta recién molida

Aceite abundante para freirlas

Elaboración en Cecomix:

Ponemos los tquitos de jamón en el vaso y los picamos con golpes de 2 segundos de Turbo, hasta dejarlos con la textura que más os guste. Reservamos.

Sin lavar el vaso ponemos la cebolla y la trituramos 5 segundos V5 (tiene que quedar muy picadita).

Añadimos el aceite y la mantequilla en trocitos y programamos 4 minutos, 100º V2.

Incorporamos la harina y programamos 4 minutos, 100º V2.

Agregamos la leche, la sal, y la nuez moscada y la pìmienta si hemos optado por ponerlas, y mezclamos 10 segundos a V5.

Añadimos la mitad del jamón que teníamos reservado y programamos 7 minutos, 120º V2

Pasamos la masa a un recipiente plano y mezclamos el resto del jamón. Llevamos a la nevera para que enfríe.

Para freirlas vamos cogiendo pequeñas porciones de la masa, les damos forma (veréis que es una masa muy manejable por la cantidad de mantequilla que lleva) y las pasamos por huevo batido y pan rallado.

Las freimos en tandas de cinco o seis en abundante aceite caliente, dándoles vuleta con cuidao para que queden con un dorado uniforme.

Elaboración tradicional:

Picamos finito el jamón, el pollo o el ingrediente que hayamos elegido.

En una cazuela o sartén honda antiadherente ponemos la mantequilla, el aceite y la cebolla y rehogamos a fuego medio hasta que se ponga transparente. 

Añadimos la harina y removemos hasta que esté tostada. 

Ahora la mitad del jamón, la sal y las especias si has decidido usarlas. Damos un par de vueltas y empezamos a añadir la leche poco a poco sin dejar de remover. La bechamel estará lista cuando se despegue de las paredes de la cazuela.

Pasamos la bechamel a un Tupper alargado y poco hondo y cubrimos bien con papel film, pegando el plástico a la masa. Cuando esté bien frío, vamos formando las croquetas, las pasamos por huevo y pan rallado y las freimos en tandas de unas 6 cada vez en aceite bien caliente